Alberto Fernández almorzó en la Casa Rosada con Héctor Daer

Política

El mandatario recibió a uno de los dos secretarios generales de la CGT para conversar sobre la coyuntura económica y la expectativa sobre incrementos salariales. Un día antes, Hugo Moyano había visitado Balcarce 50.

Tras recibir a Hugo Moyano este miércoles, Alberto Fernández almorzó en la Casa Rosada con Héctor Daer, uno de los dos secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), con quien conversó acerca del rumbo de la economía, las negociaciones del Gobierno por la deuda externa, las perspectivas sobre los incrementos salariales y la baja en la inflación.

El encuentro tuvo lugar cerca de las 13 horas de este jueves y el propio sindicalista se encargó de confirmar la agenda tratada con el Presidente al dirigirse a la prensa durante su salida de la Casa de Gobierno.

En diálogo con los medios, Daer reveló que Fernández le pidió por la "organización y la unidad del movimiento obrero" y le demandó una "relación más fluida" entre el Gobierno y el sindicalismo, dado que ambos coincidían en que "los objetivos y el rumbo son los adecuados".

El Presidente mantuvo el encuentro en el marco de las reuniones que realiza con representantes del sindicalismo argentino y por la cual ya había recibido al jefe del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano.

Tras la reunión, Daer informó que conversaron sobre la "situación del país y su evolución en estos 60 días de gobierno", además de abordar otras cuestiones con "perspectivas hacia adelante" y que tienen "una complejidad lógica como es el tema de la deuda".

Héctor Daer on Twitter

"Las perspectivas de tener un desarrollo político en la creación de una sociedad más justa y, por supuesto, ir en busca de eso que todos anhelamos: como objetivo principal, terminar con la pobreza y con un país de deterioro. Queremos ir hacia esa Argentina más justa que todos pensamos y para lograrlo hace falta transitar el camino que estamos transitando. Es necesario esto y después ampliarlo al movimiento obrero y demás", sostuvo.

Paritarias

Consultado sobre si conversaron sobre las próximas negociaciones salariales, el jefe del gremio de la sanidad precisó que el Presidente se interesó sobre "cómo se va a ir llevando este tramo de negociación que estamos teniendo los gremios, que somos absolutamente responsables" y conscientes "sobre la situación que estamos viviendo".

"La baja en la inflación que está prevista y que parece que se está materializando va a ayudar mucho en lo que nosotros pretendemos, que es que no se siga erosionando el salario. Todo es parte de una misma conversación", apuntó el dirigente gremial, uno de los dos jefes que tiene la CGT, tras el almuerzo que mantuvo a solas con el mandatario.

Según Daer, una baja en la inflación "va a permitir tener una recuperación mucho más progresiva y efectiva" porque "siempre los procesos inflacionarios son como decía (Juan Domingo) Perón, cuando los precios van por el ascensor y los salarios por la escalera y tardan mucho en llegar".

Ante una consulta de la prensa, el sindicalista señaló que "no fue necesario" que el Presidente le pidiera "moderación" de cara a las negociaciones salariales y aseguró que "no es un tema de moderar o no", sino de "sostener los ingresos y el poder adquisitivo", algo de lo que el sindicalismo nacional es "consciente" porque es lo que viene "planteando desde siempre".

"El resultado sobre la deuda será el que se termine de cerrar. Hablamos sobre lo buena que fue la presentación del Ministro, del nivel y la solvencia con la que planteó el tema", acotó.

Consultado por la situación de los jubilados, Daer señaló que la "preocupación es que el sistema sea sustentable y que los jubilados no pierdan más ingresos, pero sobre todo aquellos que están más desprotegidos y cobran la mínima".

El Presidente había adelantado que esta semana iba a comenzar "una serie de reuniones con sindicalistas" para hablar sobre las negociaciones salariales y por cuestiones laborales.

Al referirse a los gremios, Fernández los calificó, en declaraciones radiales, como "muy importantes" y dijo que su intención era que "sean parte de este tiempo, no solo que se sienten a las mesas paritarias".

"Antes de que empiece me he ordenado la agenda para hablar con todos ellos", dijo el mandatario el lunes, cuando además puso reparos a las cláusulas gatillo, al considerarlas "un modo implícito de indexación".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario