Bergoglio desplazó a su vocero de prensa

Política

Finalmente, Jorge Bergoglio reestructuró su equipo de medios y el padre Guillermo Marcó dejará de estar al frente de la oficina de prensa del Arzobispado porteño. «Son etapas cumplidas. El cardenal aceptó que yo siga difundiendo la fe cristina en los medios de comunicación, pero sin tener que interpretarlo a él. Yo ya lo había hablado con él en marzo porque desde que asumió como presidente del Episcopado ya tenía su propio vocero y para mí era difícil compatibilizar las dos cosas», explicó ayer Marcó a este diario.

En reemplazo de Marcó, Bergoglio designó al presbítero Gustavo Luis Boquín, de 42 años, párroco de Nuestra Señora del Socorro. En octubre, Marcó se había visto envuelto en una polémica cuando explicó que «que si un presidente fomenta ciertas divisiones, termina siendo peligroso para todos». Es cierto que el religioso no nombró a Néstor Kirchner, pero en un contexto donde la Iglesia Católica aparecía enfrentada a la Casa Rosada a partir de las elecciones en Misiones, donde el obispo Joaquín Piña se oponía a la reelección indefinida del oficialista Carlos Rovira, esas declaraciones acentuaron la crisis.

  • Detonante

    Ese no fue, sin embargo, el principal detonante de la reestructuración mediática emprendida por Bergoglio. Lo más grave, señalaban, fueron las críticas que Marcó habría disparado en una revista contra el mismísimo papa Joseph Ratzinger.

    Las palabras de Marcó cayeron mal en el Vaticano, justo cuando la Iglesia había lanzado una contraofensiva diplomáticopropagandísticapara atemperar los declaraciones papales que sugerían que el islam era una religión violenta.

    «Es una pena. Cuando uno insiste en la diferencia de las doctrinas, necesariamente va a un enfrentamiento. Por eso, cuando el Papa se mete en el campo de la discusión sobre la verdad, o sobre lo que es verdad o no, la declaración se hace infeliz. Es infeliz porque si dice que el islam no tiene nada bueno se está generalizando y además el islam tiene, ha tenido y ha aportado muchísimas cosas buenas a la historia de la humanidad», fueron las palabras de Marcó que salieron publicadas en letras rojas.
  • Dejá tu comentario