Bergoglio ya amotina obispos en primera cumbre de la era Cristina

Política

Por primera vez en la era Cristina, Jorge Bergoglio reunirá a obispos de todo el país para criticar el estilo confrontativo de la presidente en la pelea con el campo. El contexto no es mejor: el fin de semana, la Comisión de Pastoral Social, una de las más cercana a la Casa Rosada, lanzó una advertencia sobre el «flagelo de la droga» justo cuando el gobierno avanza en su proyecto de despenalizar el consumo personal de estupefacientes.

La 95ª Asamblea Plenaria del Episcopado deliberará a partir de hoy, y hasta el sábado, en la Casa El Cenáculo de Pilar, provincia de Buenos Aires, para analizar una amplia agenda que incluye un «intercambio pastoral sobre la realidad del país y de la Iglesia». Allí, Bergoglio repetirá lo que el Episcopado ya advirtió durante la crisis entra Cristina de Kirchner y los productores rurales: que la falta de diálogo y el espíritu confrontativo empujan al país hacia el peligro de la ruptura social.

En ese marco, no se descarta que el documentoque alumbre la reunión plenaria del Episcopado, el primero durante la presidencia de Kirchner, incluya críticas al estilo frontal y descalificador del gobierno. En la pelea, los obispos defendieron claramente la postura de los chacareros, tanto que incluso celebraron misas en los piquetes y en los cortes de ruta en el interior del país. Pese a ello, tras las últimas reuniones los obispos evitaron difundir pronunciamientos que profundicen las diferencias que tuvieron con el kirchnerismo en los últimos cinco años.

  • Llamados

    Durante el conflicto entre el campo y el gobierno, la Iglesia llamó al diálogo y a la búsqueda de consensos en reiteradas oportunidades y se mostraron preocupados por la profundización de los enfrentamientos. Hasta se ofrecieron los obispos como facilitadores del diálogo, al igual que en la crisis con Uruguay por las papeleras, pero el kirchnerismo volvió a desestimar la oferta de ayuda.

    El obispo de Gualeguaychú, Jorge Lozano, uno de los más cercanos colaboradores de Bergoglio con quien trabajó en el Arzobispado de Buenos Aires, siguió de cerca el conflicto en su ciudad, donde estuvo el ala más intransigente de las entidades agropecuarias, y aseguró que en las rutas se vieron «chacareros, no potentados, no miembros de una oligarquía vacuna».

    La postura del obispo sería un anticipo del tono que tendrá la discusión por la emisión del comunicado. A su vez, podría ser clave el rol del vicepresidente segundo del Episcopado, Agustín Radrizzani, debido a que es uno de los obispos con mejor diálogo con el gobierno.

    La reunión de hoy comenzará a las 16 y entre los otros temas que tendrá el plenario se encuentran: migraciones, refugiados y problemática del turismo; lineamientos y orientaciones para la renovación de la catequesis de iniciación cristiana.

    Además, se analizará nuevamente el documentoeclesiástico de Aparecida -la última reunión de obispos sudamericanos y de el Caribe- y la Comisión Episcopal de Catequesis presentará el Canal 21 del Arzobispado de Buenos Aires.

    La relación entre la Casa Rosada y el Episcopado volvió a deteriorarse desde que el Vaticano rechazó el plácet de embajador ante la Santa Sede del divorciado ex ministro de Justicia, Alberto Iribarne.
  • Dejá tu comentario