Campaña sucia: Durán Barba logró que la causa pase a la justicia porteña

Política

El consultor político ecuatoriano Jaime Durán Barba logró que la causa por una supuesta "campaña sucia" en perjuicio de Daniel Filmus, entonces candidato contrincante de Mauricio Macri en la Ciudad, pase del ámbito de la justicia federal a la porteña, como pretendía.

Fuentes judiciales informaron que al resolver una cuestión de competencia, la Corte Suprema apartó a la jueza federal María Romilda Servini de Cubría de la investigación y consideró que el expediente debe tramitar en los tribunales de la Capital Federal.

En junio pasado, Servini de Cubría procesó a Durán Barba por violar el artículo 140 del Código Electoral que pena con dos meses a dos años de prisión a quien "con engaños indujere a otro a sufragar en determinada forma o a abstenerse de hacerlo".

El consejero macrista y sus dos socios José Garat y Rodrigo Lugones son acusados de haber montado desde empresas de telemercadeo a su nombre una encuesta telefónica falsa con el fin de perjudicar la imagen de Filmus. A través de una máquina automática de llamadas, preguntaron a porteños si conocían vínculos inexistentes entre el padre del exministro de Educación y Sergio Schoklender, en momentos en que el exapoderado de la fundación de Madres de Plaza de Mayo fue imputado por irregularidades con fondos públicos.

Desde el inicio de la causa, con una denuncia de Filmus, pero por una presentación de Juan Manuel Olmos, que Durán Barba pidió en reiteradas oportunidades el pase de la pesquisa a la órbita de la justicia porteña, donde se estima podría recibir tratos más benévolos que en el fuero federal. Según resolvieron los ministros de la Corte Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni, ahora el juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 2 a cargo Carlos Alberto Bentolila, quien podrá revisar todo lo actuado, incluso, el procesamiento a los tres consultores y el embargo de $ 130 mil a cada uno.

El magistrado, esposo de la exdiputada nacional de Recrear Nora Guinzburg, que integró el interbloque Propuesta Federal en la cámara Baja junto al PRO, tiene en su haber fallos polémicos. Entre ellos, una orden de desalojo en 2009 contra integrantes del Centro Cultural Almagro, que terminó en una brutal represión de la Policía Metropolitana, y que luego fue considerado nulo. Ese año, en el mes de diciembre, Bentolila y Guinzburg integraron una delegación argentino-española junto a funcionarios macristas y otros dirigentes políticos que viajaron a Israel por invitación de una fundación para "reforzar" el discurso de los líderes de opinión sobre la "cuestión" Palestina. Eugenio Burzaco, primer jefe de la PM antes del "Fino" Palacio, también viajó con ellos.

En su fallo, Servini de Cubrí estableció que "los nombrados organizaron y realizaron una campaña tendiente a inducir el voto mediante engaños, a una cantidad indeterminada de ciudadanos de la Ciudad". Y agregó que se hizo "con la clara finalidad de inducir a un número indeterminado de personas a sufragar a favor de los candidatos de la Alianza Pro-Propuesta Republicana, o de abstenerse a hacerlo respecto a los candidatos de la Alianza Frente para la Victoria".

Dejá tu comentario