Cavallo se negó a declarar por la venta de predio en Palermo

Política

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo presentó un escrito y se negó a responder preguntas, al ser indagado en el marco de la causa que se le sigue por haber firmado en 1991 el decreto que autorizó la venta, a un precio supuestamente menor al real, del predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El ex ministro se negó a responder las preguntas que le formuló el juez Sergio Torres, y presentó un escrito en el que aseguró "que todo estaba correctamente tramitado", según indicó su abogado Eduardo Oderigo.

Oderigo explicó que en el escrito, Cavallo señaló que en la operación "estaban los peritajes que correspondían y que del expediente administrativo surgía que todo estaba en orden".

El ex ministro, junto al ex presidente Carlos Menem, entre otros, están imputados por haber autorizado la venta del inmueble por 30 millones de dólares cuando el precio real, de acuerdo a una tasación oficial, rondaba los 131,8 millones de dólares.

En tanto, se presume que Menem será indagado en el marco de la causa durante los primeros días de marzo.

Por su parte, Eduardo Agustín Carlos Zavalía y Juan Alberto Ravagnani, ex presidente y ex secretario de la Sociedad Rural ya fueron indagados a fines de 2008, y deslindaron responsabilidad en el hecho al sostener que la entidad agropecuaria pagó el precio que fijó el Estado.

En la causa ya fueron indagados el ex presidente de la SRA Eduardo Agustín Carlos Zavalía y el ex secretario Juan Alberto Ravagnani, y ambos negaron tener algún tipo de responsabilidad.

Los dirigentes sólo se limitaron a afirmar que la entidad agropecuaria pagó el precio que le había fijado el Estado.

La venta del lugar se habilitó con la firma de Menem y Cavallo del decreto 2699 del 20 de diciembre de 1991, mediante el cual el Poder Ejecutivo autorizó la venta del predio a la Sociedad Rural.

Según consta en el expediente, el ex mandatario y su entonces ministro firmaron junto a Zavalía y Ravagnani ese mismo día el boleto de compra-venta en el que se fijó para el inmueble el valor de 30 millones de dólares.

La operación comercial se concretó el 27 de mayo de 1992 cuando se realizó la "transferencia de dominio" mediante escritura pública suscrita por esas partes.

También están como sospechados los tasadores del Banco de la Ciudad y del Hipotecario que fijaron para el inmueble el valor de 30 millones de dólares, cuando el "piso de venta" del predio debió ser, al menos, 131,8 millones de dólares, según los tasadores oficiales.

Es por ello que el magistrado intenta determinar si quienes dirigían la Sociedad Rural en aquellos años pagaron un "precio vil" y no el valor real del predio.

En las próximas semanas, también serán llamados a prestar declaración indagatoria los ex tasadores del Banco de la Ciudad de Buenos Aires Juan Manuel Insúa, Juan Carlos Raco y Raúl Angelini, Ricardo Schapiro, así como sus pares del Banco Hipotecario Daniel Ivakhoff, Jorge Frost y Carlos Ratto

Dejá tu comentario