Construyen un hotel de lujo en la "esquina Calamaro"

Política

Hasta hace unos meses a la esquina de Perú y Moreno se la conocía como la "esquina Calamaro". En esa intersección, el gobierno de la Ciudad pintó un mural con las tapas de tres discos del músico Andrés Calamaro en el marco de un plan de homenaje al rock nacional. Hoy, en esa ochava porteña, una empresa privada construye un hotel de lujo de al menos ocho pisos, que se inaugurará el próximo año.

Los murales de homenaje a los artistas argentinos surgieron de una iniciativa del exlegislador del PRO Avelino Tamargo. El objetivo era "promover la cultura popular y embellecer a la Ciudad". Con esa idea, se proyectó pintar 60 murales en distintas paredes porteñas. "Serán la viva representación del espíritu de cada barrio, ya que ilustrarán la imagen del CD más reconocido del artista o banda que nació entre sus calles", prometieron desde el macrismo. El primero fue el de Charly García, en Carlos Pellegrini 937. El segundo, el de Calamaro.

En la esquina de Moreno 606, pleno casco histórico de la Ciudad, se podían ver en tamaño gigante las tapas de los CD Vasos y Besos, de los Abuelos de la Nada; Palabras más, palabras menos, de Los Rodríguez, y Honestidad brutal, de la etapa solista de Calamaro.

La magnífica obra callejera fue financiada íntegramente por la productora Santa Paciencia, de Romy Rosello, y contó con la colaboración de los artistas plásticos Andrea Florio; Carlos Rovlich y Duy Jaureguiberry. Durante un año cientos de fanáticos del hombre con cabello enrulado visitaron el mural para sacarse fotos, con la ilusión de estar más cerca de su ídolo.

El 9 de junio de 2010, Calamaro participó de la inauguración. En seco, agradeció el reconocimiento, pero sintió que era demasiado. Por eso, propuso a los funcionarios macristas que bauticen la esquina de Corrientes y Esmeralda con el nombre de Carlos Gardel. Nunca sucedió.

La iniciativa cultural de Tamargo se extendió por otros barrios. Tienen sus murales el trío GIT, Sandro, Las Viejas Locas y Los Intoxicados de "Pity" Álvarez, La Mancha de Rolando, Miguel Mateos, Diego Torres y las "mujeres del rock nacional", encarnadas en Celeste Carballo, Hilda Lizarazu, Patricia Sosa, Sandra Mihanovich, Fabiana Cantilo y Claudia Puyó.

El movimiento de escombros en la "esquina de Calamaro" comenzaron a principios de 2012. Según pudo averiguar ámbito.com, en esa esquina una cadena internacional construye un hotel de más de 200 plazas. Bajo el expediente de obra 708.829/12, una contratista privada construye el edificio sobre la base de un terreno de 307 m2, que hasta hace poco era baldío y sus fronteras las marcaban los murales con las tres tapas de los discos y un dibujo del logo del programa: Amor X Bs As.. Este año, el gobierno porteño permitió la destrucción de las paredes y habilitó a la empresa a levantar una torre de hasta 2.434 m2.

Los obreros que trabajan en Moreno 606, esquina Perú 305, ya llegaron al tercer piso. Como dice Calamaro en su canción No tan Buenos Aires, la Ciudad "además de cemento es carne y hueso y sangre".

Dejá tu comentario