"Duhalde quiere suicidio político del PJ"

Política

Luis Giacosa, apoderado legal de la fórmula Carlos Menem-Juan Carlos Romero, calificó ayer como «un disparate» la idea de utilizar el sistema de neolemas para las próximas elecciones y alertó que el manejo actual de la interna puede llevar al peronismo a una derrota en las elecciones presidenciales de abril.

Giacosa, quien presentó un recurso de amparo para impedir que el congreso nacional justicialista que se reúne mañana suspenda las elecciones internas, agregó que el presidente Eduardo Duhalde quiere sacar del medio a Carlos Menem «porque están convencidos de que les va a ganar».

«Es una vergüenza que el Presidente esté ocupado en proscribir a Carlos Menem en lugar de ocuparse de los severos problemas del país», dijo ayer Giacosa. Respecto de la llamada ley de neolemas que impulsa Duhalde para las próximas elecciones, afirmó que «significa que pretenden que el partido se autosuicide, que se autofragmente. Quieren ir a la elección divididos en varios partiditos. Eso es un suicidio político del Partido Justicialista, un absurdo con el cual se quiere que no gane el justicialismo para que de esa manera no gane Menem», dijo el abogado.

Pero mientras el menemismo continúa adelante con la batalla legal para intentar frenar la suspensión de internas desde el gobierno, recogieron ayer el guante con relación al pedido de Rubén Marín, gobernador de La Pampa, para que la OEA envíe veedores a fiscalizar las elecciones.

Por la mañana, tanto Duhalde como Jorge Matzkin relativizaron el pedido a César Gaviria, secretario general de la OEA, al punto de que el Presidente consideró que causaba gracia en el exterior. Pero hacia la tarde Matzkin cambió la postura y aseguró que el gobierno estudia pedir formalmente el envío de esos veedores al país.

• Orgullo

Matzkin dejó abierta así la posibilidad de que el gobierno formule una invitación formal a la Organización de los Estados Americanos para que envíe veedores a las elecciones nacionales del 27 de abril, algo inédito para el país.

«No descartamos invitar a la OEA a observar nuestras elecciones y, si eventualmente vienen, sería un motivo de orgullo porque nos parece que es una organización que puede transmitir al resto de la comunidad política internacional que los comicios aspiran a ser y serán transparentes», remarcó Matzkin.

De esa forma, respondió al pedido efectuado el 16 de setiembre pasado por el consejo nacional del Partido Justicialista al secretario general de ese organismo.

• Optica positiva

El ministro dijo que tomaba la solicitud del Consejo del PJ «con una óptica positiva» y admitió que si bien es cierto que «la presencia de veedores de la OEA se da a veces cuando hay un cierto tufillo a fraude en las elecciones, es normal que estén presentes en los comicios de distintos países». Explicó que «sin ir más lejos, hubo veedores en las recientes elecciones en Brasil», donde triunfó Luiz Inácio Lula Da Silva, y comentó que él mismo participó en una oportunidad como veedor en elecciones realizadas en Costa Rica.

De todas formas, el ministro no pudo dejar de lado comentar el mal humor que provocó en el gobierno, que se quiso disimular con los chistes públicos del Presidente y funcionarios por la mañana, el pedido de Marín directamente a Gaviria: «Cayó mal, como mínimo exagerado, pero está vinculado a cuestiones de oportunismo político, porque las elecciones del 27 de abril tienen hasta ahora una transparencia total».

Dejá tu comentario