Alberto: equilibrio interno, EE.UU. y un guiño desde el INDEC

Política

Hubo foto ayer con el embajador Prado. Marco Lavagna se confirmó vía Twitter en el INDEC. Anécdotas con Cristina y más dudas sobre el FMI.

La transición que no existe, de acuerdo al relato de cada protagonista de uno y otro lado del mostrador, avanza de todas formas a ritmo cada vez más nervioso ante la llegada del 10 de diciembre. No hay cruce de papeles entre el equipo de Alberto F, que llega y el que se va de Mauricio Macri pero si algunas conversaciones esenciales. El Ministerio del Interior y la Jefatura de Gabinete fueron testigos en los últimos días de algunas reuniones para acordar temas esenciales del traspaso. Mientras tanto el presidente electo apura reuniones pendientes y comienza a dejar que algunos hagan públicas decisiones que ya fueron tomadas y pueden servir para precipitar posicionamientos que aun están pendientes. Veamos.

Socio esencial

Alberto Fernández recibió ayer a Edward Prado, embajador de los Estados Unidos, país con el que el presidente electo insiste en que quiere tener una relación de “respeto y madurez”. Fue un encuentro obvio para un gobierno que debe manejarse entre el equilibrio del declaracionismo interno y la necesidad de mantener una relación normal con el gobierno de Donald Trump. En medio de las tormentas que vive Latinoamérica, con las consiguientes tentaciones de la progresía local (también la interna peronista) a cerrarse mas sobre la zona, los problemas que el propio Trump tiene con el Congreso y la necesidad argentina de tener a Washington a un socio que apoye incondicionalmente la negociación con el FMI. De hecho sin el voto de EE.UU., será imposible avanzar en un acuerdo con el organismo. Y para eso Trump debe dar la orden.

El presidente electo armó una mesa con su futuro gobierno casi completo en las oficinas de Puerto Madero para recibir a Prado. Esa foto sirvió también para confirmar, por lo menos así lo entienden muchos, a varios de los presentes en cargos que ocuparán desde el 10 de diciembre. Por lo menos parece obvio. Así estuvieron Felipe Solá, próximo canciller, Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, Jorge Argüello, posible embajador en Washington y Gustavo Béliz, a quien en las últimas horas se lo había jugado a la cabeza de la representación ante un organismo internacional, aunque hasta ahora se lo daba como asesor presidencial en el mismo cargo que hoy ocupa Fulvio Pompeo.

Prado fue acompañado de Marykay Loss Carlson, ministra consejera llegada al país hace dos meses desde Medio Oriente, una funcionaria clave dentro de la estructura política de la embajada. Fue precisamente Prado, como marcan las reglas, el encargado de emitir el informe sobre la reunión: “Ambos equipos conversaron sobre una gran variedad de temas de interés para ambos países. Estados Unidos mantiene una relación duradera con Argentina, sobre la base de valores comunes profundos e importantes”.

pag11-CopyLavagna.jpg

Agradecido

Marco Lavagna se encargó en persona ayer vía Twitter de agradecerle a Alberto Fernandez el ofrecimiento para dirigir el INDEC. Fue un gesto curioso ya que lo normal en estos casos es que el nombramiento lo haga público quien decide y no el beneficiario. Menos cuando el armado del equipo, sobre todo en el área económica, se este procesando con la más absoluta reserva al puntos que, al menos hasta que lo revele el propio presidente electo, nadie puede decir hoy quien será, sin margen de error, el ministro de Economía ni el equipo que lo acompañará.

Allberto F. lanzó este ofrecimiento a Lavagna como una señal clara de su voluntad de no volver a cometer viejos errores, como fue la intervención del organismo en el 2007,

En enero de ese año se decide la intervención del área medición de inflación del INDEC y Graciela Bevacqua, que ya estaba licenciada, termina de salir del organismo. Felisa Micheli, Guillermo Moreno y Beatriz Paglieri fueron las caras de ese proceso, pero el impacto de la medida complicó a todo el kirchnerismo.

En diciembre de 2015 llega Jorge Todesca y comienza la normalización, un proceso que ahora el albertismo no quiere que se enturbie. De ahí el ofrecimiento a un hombre de afuera del kirchnerismo y con lazo indudable con Roberto Lavagna, como para darle un bordado más a esa relación que Alberto F. privilegia al punto de solicitarse aun consejos. Su hijo, Marco, asumirá allí y es, de acuerdo a su propia confirmación, el primer funcionario del área económica que se conoce.

La necesidad de contar con un INDEC absolutamente confiable tiene, además del mercado interno, un correlato innegable en el exterior. Como adelantó este diario al expediente que lleva en Nueva York la jueza Loretta Preska (heredera además de causas de Thomas Griesa) en Nueva York en el que el fondo buitre Aurelius acusa al país de supuesta “mala fe” por alterar la medición del PBI en el INDEC en 2013 (modificando así la liquidación del cupón ofrecido en la renegociación de la deuda) se le sumaron presentaciones similares de tres fondos en Londres. Será uno de los principales dolores de cabeza que acompañarán el inicio de la presidencia de Alberto F. Imposible entonces pensar en n tener una conducción creíble en el INDEC y no solo por la amenaza buitre, sino también porque bloquearía cualquier negociaciones sería con nuevos bonistas y con el FMI.

A viajar

La reunión de Alberto F con Prado pareció confirmar que Argüello será el embajador ante EE.UU. Mientras eso sucedía otro nominado comenzaba a festejar nombramiento. También en el un avance a la oficialización, ayer se confirmaba que Daniel Scioli, lejos ya de cualquier chance en Deportes o Turismo (que tendrían dueña y dueño) esta listo para partir a la difícil tarea que será la embajada en Brasilia. Si es así, Scioli deberá lidiar con el presidente más complejo que tiene Alberto F, por delante y en el país más imprescindible para la economía argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario