El oficialismo defendió el proyecto para derogar calumnias e injurias contra periodistas

Política

El titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, defendió el proyecto de ley que para eliminar los delitos de calumnias e injurias, y aseguró que "convalida la vocación del Gobierno" de "garantizar la pluralidad de expresiones". 

Fellner se refirió así al proyecto que la presidente Cristina Kirchner envió el viernes al Congreso, en medio del debate por la nueva ley de medios, y calificó la iniciativa de la mandataria como "un acto de valentía". 

"El proyecto convalida la vocación impostergable e irrenunciable del Gobierno de tomar todas las medidas que tiendan a fortalecer más la democracia y garantizar la pluralidad de expresiones en cualquiera de sus formas y posibilidades", aseguró el diputado kirchnerista. 

Además, el titular de la Cámara baja calificó al proyecto como "muy auspicioso" porque "pondrá a la Argentina a la altura de las circunstancias" en materia de libertad de expresión, "tal cual lo ha reclamado la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)". 

Si se aprueba el proyecto enviado por la jefa de Estado al Parlamento, quien se sienta calumniado o injuriado por dichos de un tercero sólo podrá reclamar un resarcimiento económico. 

La derogación de la figura de calumnia e injurias como delito punible cumpliría con un pedido de la CIDH, que el año pasado advirtió a la Argentina que estos delitos atentaban contra la libertad de expresión, un periodista podía ir preso por lo que escribiera. 

El artículo 109 del Código Penal define a la calumnia como "falsa imputación de un delito", condenada con entre uno y tres años de prisión. 

La injuria, contemplada en el artículo 110 es una variante de la anterior, y se refiere a quien "deshonra o desacredita" a alguien, con la diferencia de que ésta no prevé penas de prisión sino que se castiga con una multa.

Dejá tu comentario