Política

Complica a perito de causa GNL cruce de llamados telefónicos sospechosos

Entrecruzamiento había sido pedido por fiscal Ochoa en expediente paralelo que investiga a Cohen por haber presentado delirante pericia en caso Gas Natural Licuado. Baratta aportó indicios de llamados con estudios de abogados, Comodoro Py y Enarsa en momentos clave. Dajudeco adeuda celulares.

El perito David Cohen, procesado por falso testimonio por haber falseado una pericia en la causa Gas Natural Licuado (GNL), sumó un nuevo interrogante acerca de las motivaciones que lo impulsaron a presentar un análisis insostenible –desde lo técnico y numérico- relativo a sobreprecios en la compra del fluido que fue utilizado por el juez Claudio Bonadio para inaugurar el raid de prisiones preventivas. Los entrecruzamientos de llamadas que constan en el expediente en el que es investigado luego de que el peritaje quedara pulverizado tras constatarse que tenía hasta citas copiadas de internet de trabajos universitarios de otros países arrojaron una serie de comunicaciones inusuales sobre los que la Justicia podría incluso profundizar. El exsubsecretario de Coordinación y Control de Planificación, Roberto Baratta, con prisión preventiva en esta causa pero querellante contra Cohen, presentó ante el juez Sebastián Ramos un primer cruce, artesanal, que apunta a sospechosos intercambios ocurridos en momentos clave de la causa GNL, que derivó luego en el receptáculo sobre el que se erigió el caso “cuadernos”.

Cohen declaró un número celular pero la investigación halló cinco números a su nombre, sobre los cuales las telefónicas aportaron listados de llamadas entrantes y salientes de los últimos dos años. Uno de esos números tuvo en ese lapso actividad de 8 llamados, tres entrantes desde un número prepago, pero que al momento de haber mantenido contacto estaba dado de baja en los registros oficiales. El perito registró contactos también con varios estudios de abogados: el estudio Corach & Asociados, el Estudio Tonelli y el Estudio Balbín entre otros. Baratta recordó en su presentación que el bufete que hoy preside Gervasio Corach, expone la histórica relación entre su tío, el exministro del Interior menemista Carlos Corach con el juez Bonadio; que el segundo engloba a los familiares del diputado PRO Pablo Tonelli, una de las espadas de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura; y que el tercero corresponde Claudia Balbín, quien junto a su hijo, Santiago Viola fueron fugaces abogados de Leandro Báez y en ese período buscaron apartar a Sebastián Casanello en la causa de lavado de dinero en la que finalmente fue a juicio Lázaro Báez. Viola terminó procesado luego de que se revelaran comunicaciones mantenidas con dos falsos testigos –que terminaron elevados a juicio- y que habían mentido al afirmar que Casanello mantuvo una reunión con Cristina de Kirchner en la Quinta de Olivos. Instigación al falso testimonio fue el delito imputado.

La DAJUDECO, la oficina que depende del Poder Judicial para realizar intervenciones telefónicas e investigaciones penales ya cumplió el plazo para informar a la fiscal Paloma Ochoa los registros que había pedido entrecruzar y que podrían develar datos más significativos: todavía no se sabe la identidad de los teléfonos celulares que mantuvieron comunicación con Cohen, algo que la fiscal solicitó desde el comienzo de la causa. Hubo comunicaciones del perito con importantes empresarios.

El perito recibió 5 llamados desde el conmutador de Comodoro Py el día antes de que se apartara del resto de los peritos y presentara su informe en la causa GNL de manera individual. Bonadio desechó al resto y tomó su versión que luego cayó por ausencia total de rigor y sentido. De hecho, hoy la causa sostiene una hipótesis delictiva distinta que se basa en irregularidades en seguros marítimos, con dos declaraciones del falso abogado Marcelo D´Alessio. Estos hallazgos serán presentados hoy en el juzgado federal de Dolores, donde Baratta es querellante por maniobras de espionaje en su contra.

En el listado, se repitió la constante de llamados, entrantes y salientes, desde números prepagos, los cuales no identifican emisor y destinatario y tampoco antena celular de impacto. También hubo números identificados como “spam”. Lo extraño fue que Cohen emitió a su vez llamados hacia ese tipo de receptores. Las antenas registradas permiten identificar ciertas cercanías geográficas de Cohen respecto a la ubicación donde realizó los llamados: Comodoro Py, zona Tribunales, Congreso, Casa de Gobierno, Olivos y hasta Belgrano. Allí es donde vive la familia del exfuncionario. Es más, Cohen recibió llamadas desde un locutorio, ubicado a seis cuadras del domicilio de Baratta.

El mismo día de presentada la pericia, Cohen recibió 11 llamados desde Enarsa durante esa jornada y las subsiguientes. La de GNL era la única causa en la que participaba como perito.

Otro asunto llamó la atención y fue plasmado en la presentación: Cohen repitió llamados con cuatro empresas de limpieza, tres de las cuales comparten el mismo domicilio. Sugirió que ese tipo de rubro suele utilizarse como “fachada” para eventuales tareas de seguimiento y espionaje en algunos ambientes de inteligencia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario