Gremios aeronáuticos reclaman derogar sindicatos "amarillos"

Política

Reunión de dirigentes con el ministro Moroni y el presidente de Aerolíneas Argentinas. Paritarias y representación común, en agenda. Avanza rehabilitación de federación sectorial.

Los sindicatos aeronáuticos le reclamaron al Gobierno el cese de las ventajas para las empresas denominadas “low cost” otorgadas por la administración de Mauricio Macri, dar de baja las organizaciones gremiales de la actividad creadas por empresa durante esa gestión, y resolver la paritaria pendiente en Aerolíneas Argentinas y Austral. Lo hicieron ayer durante una reunión con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el presidente de Aerolíneas, Pablo Ceriani, en la que además se avanzó en la rehabilitación de una federación propia con el objetivo de unificar la voz del sector.

El encuentro, en la sede de la cartera laboral, dejó también el compromiso de ampliar una próxima convocatoria a los ministerios de Transporte y Turismo y Deportes, y a otros gremios de la actividad. Participaron ayer representantes de los gremios de pilotos (APLA y UALA), personal técnico (APTA), trabajadores en tierra (APA) y jerárquicos (UPSA). Ceriani, por su parte, desplegó un informe detallado sobre la crisis de la aerolínea de bandera que incluyó “un déficit financiero de 681 millones de dólares y un patrimonio neto negativo de 441,9 millones de dólares en 2019”, pese a lo cual recalcó en el compromiso de “recuperar” la compañía.

Uno de los tópicos del encuentro pasó por el pedido informal de los gremios de retirar las inscripciones que otorgó la gestión previa a los sindicatos por empresa creados en Flybondi, Norwegian y Latam. Se trata de organizaciones patrocinadas por las propias compañías con el objetivo de dividir las negociaciones salariales y ante los conflictos. El pedido volverá a analizarse en una próxima reunión con la participación de los ministros Mario Meoni (Transporte) y Matías Lammens (Turismo).

En cuanto a la paritaria de Aerolíneas Argentinas, los gremios explicaron que la negociación por el período 2018-2019 quedó inconclusa con las autoridades salientes y alegaron que contra la inflación de ese lapso los salarios de los trabajadores de la compañía acumulan un desfasaje de 20 puntos porcentuales. El planteo chocó con el panorama sombrío que expuso Ceriani.

Mientras que hubo acuerdo entre funcionarios y gremialistas en la posibilidad de normalizar la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), intervenida durante la gestión de Cambiemos y virtualmente desactivada en la actualidad. Sobre ese punto se consensuó como eventual nuevo interventor el nombre de Horacio Otero, un dirigente del sector devenido en operador y articulador en la CGT que cuenta con el beneplácito de los sindicatos para ocupar el cargo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario