Ibarra vs. Macri, pero tras el veto a Caram

Política

Tras una sucesión de forcejeos, Aníbal Ibarra y Mauricio Macri chocaron finalmente anoche en un debate por TV en el que Patricia Bullrich y Luis Zamora compartieron con el primero los ataques al presidente boquense, a quien convirtieron en el «candidato a derrotar» en las elecciones del 24 de este mes.

Fue, como siempre ocurre, un show para la televisión que tuvo, sin embargo, algunos condimentos interesantes: por caso, la obsesión de Ibarra de sacar de la grilla de oradores al radical Cristian Caram, sin duda el dirigente porteño que -por la larga sociedad que los unió- más lo conoce.

Quejoso, Caram salió a despotricar contra el jefe de Gobierno advirtiendo que puso como condición para debatir la exclusión del candidato de la UCR que, molesto, quiso armar un piquete frente a TN sin saber que el programa iba grabado.

Anteriormente, los candidatos -
Ibarra, Caram, Bullrich y Macri- expusieron por separado en el hotel Sheraton, en otro encuentro público.

Ibarra
habló primero para destacar «los logros» de su gestión y que «a pesar de la crisis la Ciudad, ni emitió bonos, ni cayó en default, ni descontó a los empleados públicos» y rescató que «en una Argentina paralizada, volvimos a tener obra pública porque este jefe de Gobierno cuidó las cuentas de la Ciudad».

Luego
Caram sostuvo que la Ciudad «tiene recursos económicos, humanos y culturales de las mejores ciudades del mundo y no hay motivos para que no se viva como en las mejores ciudades del mundo. Nosotros sabemos cómo hacerlo y fuimos la única fórmula que compiló sus propuestas en un libro».

En tanto,
Bullrich aseveró que «hay que tener coraje y mano dura contra la corrupción y contra la inseguridad» y consideró que la falta de transparencia «destruye valores», al recordar que cuando estuvo al frente del Ministerio de Trabajo se «animó a luchar contra las mafias».

Por último,
Macri aseguró que tiene «esperanzas» en lograr el crecimiento y el desarrollo de la Ciudad «en esta etapa del país» y explicó su presencia en el encuentro, al sostener que su intención es «cambiar la realidad».

Dejá tu comentario