Kirchner elude el tedeum

Política

Néstor Kirchner insistirá en mantener distancia con la Iglesia, cuando el lunes, en la provincia de Tucumán, evite participar del tedeum que se realizará al conmemorarse otro aniversario de la Independencia. El Presidente repite así el programa del año pasado, cuando tampoco concurrió a la Catedral tucumana, desde donde, el 9 de julio de 2005, el arzobispo Héctor Luis Villalba manifestó en su homilía la "congoja" por la Argentina. Kirchner procurará ni siquiera estar en Tucumán mientras se realice el tedeum, de modo que arribará a la provincia cuando ya se haya realizado.

Néstor Kirchner no participará el lunes del tedeum en la Catedral de Tucumán durante los festejos por el aniversario del 9 de Julio. De hecho, el Presidente demorará su llegada a la provincia para ir, acompañado por su esposa, directamente hasta la casa histórica, donde se declaró la independencia en 1816. Se evitará así el clásico izamiento de la Bandera y el tedeum, en un nuevo gesto de tensión con la Iglesia.

Para ese trayecto, en helicóptero primero y en auto después, no está prevista ninguna caravana. Tras una ceremonia corta en la Casa de Tucumán, a la que ingresarán pocos funcionarios, toda la comitiva, incluyendo ministros, gobernador y dirigentes, irá hacia el Hipódromo local para el acto central en el que espera reunir a más de 30.000 personas.

El tedeum es siempre solicitado a la máxima jerarquía eclesiástica local por la autoridad política. En este caso, el gobernador José Alperovich lo pidió a monseñor Héctor Luis Villalba, con quien mantiene una relación complicada que ahora trata de enderezar.

  • Coletazos

    No será la ocasión de hacerloeste 9 de Julio. Villalba presidió el año pasado el tedeum en la Catedral tucumana, ocasión en la que tampoco asistió Kirchner y, como vicepresidente de la Conferencia Episcopal Argentina, recibe de cerca buena parte de los coletazos de las turbulencias entre el Presidente y el cardenal Jorge Bergoglio.

    Los problemas entre Kirchner y Villalba comenzaron con el tedeum de 2005. En esa ocasión, el Presidente sí concurrió a la ceremonia que Villalba aprovechó para hablar de la «congoja» por las heridas aún abiertas de «la exclusión de la sociedad por la pobreza, debido, fundamentalmente, a la desocupación». Después de ese mensaje, Kirchner no volvió a pisar esa Catedral.

    Pero el Presidente pasará muy lejos el lunes en Tucumán de todo ese conflicto; de hecho, hasta llegará a la provincia cerca de las 11.40, cuando el tedeum, convocado para las 9, ya habrá terminado. Será un mínimo toque de diplomacia para evitar pasar por la puerta de la Catedral sin entrar.

    Toda la puesta en escena comenzará el domingo por la noche. A partir de ese momento se restringirá el tránsito en la Plaza Independencia, que se llena normalmente cada 9 de Julio, aunque no haya invitados especiales.

    Los problemas entre Kirchner y Villalba comenzaron con el tedeum de 2005. En esa ocasión, el Presidente sí concurrió a la ceremonia que Villalba aprovechó para hablar de la «congoja» por las heridas aún abiertas de «la exclusión de la sociedad por la pobreza, debido, fundamentalmente, a la desocupación». Después de ese mensaje, Kirchner no volvió a pisar esa Catedral.

    Pero el Presidente pasará muy lejos el lunes en Tucumán de todo ese conflicto; de hecho, hasta llegará a la provincia cerca de las 11.40, cuando el tedeum, convocado para las 9, ya habrá terminado. Será un mínimo toque de diplomacia para evitar pasar por la puerta de la Catedral sin entrar.

    Toda la puesta en escena comenzará el domingo por la noche. A partir de ese momento se restringirá el tránsito en la Plaza Independencia, que se llena normalmente cada 9 de Julio, aunque no haya invitados especiales.
  • Dejá tu comentario