Kirchner quiere ahora cumbre secreta con Bachelet y Tabaré

Política

Córdoba (enviado especial) - Néstor Kirchner podría reunirse entre hoy y mañana, en privado, con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; con el jefe de Estado uruguayo, Tabaré Vázquez; y además, en el caso que se confirme su llegada, con Fidel Castro. En todos los casos, y por orden expresa del argentino, los encuentros se mantendrán en la mayor reserva y no tendrán características de reuniones oficiales, sino que únicamente se tratará de cruces personales para intercambiar ideas sobre temas conflictivos que Kirchner mantiene con los tres países: el precio del gas que se le cobra a Chile, las papeleras de Fray Bentos y el caso de la médica cubana Hilda Molina.

Para resguardar estas tres potenciales cumbres extraoficiales en el mayor secreto posible, el gobierno nacional hizo levantar dentro del predio ferial de Córdoba, donde se desarrolla esta XXX cumbre de jefes de Estado del Mercosur, una pequeña oficina separada de todas las salas de reuniones ya establecidas, y a la que sólo se puede acceder desde el despacho propio que tiene designado el presidente argentino. Así las cosas, sólo tendrían la información de que la reunión se está concretando los colaboradores más directos de los protagonistas, sin que el resto de los funcionarios e invitados, mucho menos la prensa, tenga la posibilidad de conocer que el cruce se está llevando adelante. La idea de Kirchner es tener un ámbito secreto y especialmente diseñado para hablar cara a cara con Bachelet, Vázquez y eventualmente Castro, para conversar sobre los tres conflictos. Incluso aseguraban ayer fuentes del gobierno argentino, que trabajan para concretar los tres encuentros, que cualquier eventual solución que surja de estas reuniones no sería anunciada en esta cumbre de Córdoba, sino que se esperará un tiempo prudencial para hacerlas públicas luego de alguna presentación oficial bilateral futura.

  • Propuestas

    En concreto, y si se realizan los cruces en la sala privada levantada en el predio cordobés, las propuestas que presentará Kirchner serían las siguientes:   

  • Chile. El argentino explicará a Bachelet que no dará marcha atrás ni con la suba del precio del gas exportado al país vecino ni con el costo de los combustibles vendidos en la frontera. Sin embargo, le garantizará a la presidenta chilena que habrá el suficiente gas como para abastecer la demanda urbana de este año y de 2007. Será durante un desayuno que mantendrán mañana, junto con Julio De Vido y Karen Poniachic, ministra de Energía chilena. En realidad, se trata de la misma oferta que Kirchner hizo en abril pasado, cuando Bachelet visitó Buenos Aires en su primer viaje luego de asumir como presidenta en Chile.  

  • Uruguay. Kirchner quiereconversar con Vázquez sobre los próximos pasos que se darán entre los dos países para normalizar la relación bilateral, mientras el caso de fondo por las papeleras de Fray Bentos es tratado en la Corte de La Haya. El argentino estaría dispuesto a concretar alguna cumbre en el segundo semestre del año en lugar a designar, siempre que se establezca públicamente que se formalizará la demorada comisión que tendrá que definir si efectivamente existe contaminación potencial en la zona por la actividad de las pasteras.

    Eventualmente, Kirchner quiere escuchar de parte de Vázquez sobre las verdaderas posibilidades de lograr una mudanza de la española ENCE.  

  • Cuba. El argentino quiereconocer de boca del propio Castro las verdaderas razones sobre la imposibilidad de la salida de Cuba de la doctora Hilda Molina, impedida de viajar a la Argentina para que visite a su hijo y a sus nietos. Kirchner le asegurará a Castro total prudencia en el tratamiento del tema, garantizando que seguirá siendo negociado desde La Habana por el embajador Darío Alessandro. Pero quiere tener certeza de que puede haber avances serios en este capítulo, que considera indispensable para poder seguir discutiendo una mayor integración política y comercial entre el Mercosur y Cuba.
  • Dejá tu comentario