Kirchner suspendió el viaje por fuerte gripe

Política

Comenzará hoy en Guadalajara la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, uno de los encuentros más importantes del año. Los negociadores europeos y del Mercosur seguían analizando la posibilidad de anunciar un acuerdo entre los dos bloques comerciales, que podría concretarse en octubre. Se liberaría así una lista de productos latinoamericanos que podrían ingresar en el Viejo Mundo. La Argentina estará representada finalmente por Roberto Lavagna, después de que Néstor Kirchner, afectado por una fuerte gripe, suspendiera a último momento su viaje. El Presidente debió cancelar encuentros clave con los principales líderes europeos, que hubieran sido útiles para sumar apoyo en setiembre, cuando el FMI deba aprobar las metas de un nuevo acuerdo con la Argentina. El peligro de este percance no se tuvo en cuenta el pasado 25 de mayo, cuando Kirchner, ya afectado por un resfrío, no se cuidó durante el paseo entre la multitud por la Plaza de Mayo. Tampoco lo hizo ayer, durante la inauguración de un asilo de ancianos. A esa ausencia en México se suma la de los europeos Tony Blair y Silvio Berlusconi, la del peruano Alejandro Toledo y la de Fidel Castro, aunque algunos la ponían en duda.

Néstor Kirchner no viajó anoche, afectado por un «fuerte estado gripal», a la ciudad mexicana de Guadalajara, donde se desarrolla la cumbre de jefes de Estado de Latinoamérica, el Caribe y la Unión Europea. Lo informó el vocero presidencial, Miguel Núñez. Dijo que el mandatario desistió de viajar a Guadalajara, donde tenía previsto partir a medianoche, aunque enviará en representación oficial al ministro de Economía, Roberto Lavagna, por tratarse de «una cumbre netamente económica», y aclaró que no responde a «ninguna razón política».

De esta manera, la delegación argentina cumplirá con la agenda prevista para el viaje del Presidente, aunque se buscará confirmar o reprogramar las reuniones bilaterales ya concretadas con mandatarios europeos y de Latinoamérica.

Tampoco viajaron a México la senadora Cristina Fernández ni el vocero presidencial, aunque partió anoche a las 23.30 en el Tango 01 -tal como estaba previsto- el canciller Rafael Bielsa; el titular de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur, Eduardo Duhalde; y el gobernador de Mendoza, Julio Cobos.

• Congestionado

Fuentes de Casa de Gobierno comentaron a lo largo de la tarde que el jefe de Estado se encuentra «muy congestionado y afiebrado», y que su médico Luis Buonomo le insistió fuertemente en que desistiera del viaje por temor a una recaída en su estado de salud, por la gran amplitud térmica que existe en Guadalajara. El mismo Buonomo habló de la salud del Presidente con su esposa, la senadora Fernández, a quien también le pidió que le recomendara «no viajar y hacer reposo», ya que aún expresaba su voluntad y deseo de participar de la cumbre.

Ayer al mediodía, el propio Kirchner dijo que, si lo convencía a su médico, sería de la partida hacia la ciudad mexicana. Una vez tomada la decisión en la quinta de Olivos, el Presidente retornó a la Casa de Gobierno, alrededor de las 19, donde se reunió con el ministro Lavagna para encomendarle encabezar la delegación oficial y repasar los lineamientos de la postura argentina en la cumbre de Guadalajara. En la Casa de Gobierno señalaron que el estado del Presidente requiere reposo debido a que no puede tomar los medicamentos habituales para tratar un estado gripal, por lo que Buonomo sólo le recetó paracetamol para controlar la fiebre.

Dejá tu comentario