Lavagna irónico: ''Cristina me necesita para ganar''

Política

Roberto Lavagna eligió cerrar hoy la campaña electoral sin actos ni estridencias. Sólo habrá una recorrida por el conurbano, donde presentará propuestas sobre trabajo, pymes, educación y seguridad, y reservará para mañana sólo un «trabajo» solidario en la Capital Federal, que aún no fue definido.

Con un prolijo cronograma poblado de mapas, el lavagnismo explicó ayer que esa caravana de cierres arrancará por la mañana en La Plata, luego Lomas de Zamora, Morón y La Matanza.

En cada una de esas escalas estarán junto a Lavagna y Gerardo Morales los fiscales que les controlarán la elección el próximo domingo.

  • Culminación

    Con esa recorrida culminarán la campaña oficialmente, aunque el cierre ya había comenzado la semana pasada: Morales clausuró la campaña de UNA en Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Corrientes, Mendoza, la Rioja y Catamarca, mientras Lavagna se dedicó a Córdoba, Tucumán y Chaco, en esos casos junto a su compañero de fórmula.

    Las diferencias entre ambos fueron notables. Es cierto que ni Lavagna ni Morales protagonizaron grandes actos, pero el radical eligió un perfil más parecido al de su partido con encuentros en las provincias hasta el límite de lo que la convocatoria permitía. En todos los casos, todo fue con tono intimista.

    Para explicar que no habrá cierre al estilo clásico, el equipo de Lavagna resumió: «No queremos actos donde se lleva gente en micros por el pancho y la Coca».

    En estos últimos días de la campaña, tanto Lavagna como Morales se dedicaron como estrategia a atacar a Elisa Carrió y la posibilidad de que ella ocupe un segundo puesto en la elección del domingo. El lavagnismo sostiene que esa posibilidad es alentada por la Casa Rosada, que no querría, aseguran, pelear con Lavagna en un ballottage. Ayer, hasta el propio ex ministro bromeó sobre ese tema, que pareció convertirse casi en el único del final de campaña.

    «Parece que de nuevo el gobierno me necesita para ganar», ironizó; «la senadora Cristina Fernández necesita instalar en la opinión pública la idea de que Elisa Carrió está en segundo lugar porque, en caso que haya una segunda vuelta, le sería más fácil la victoria», dijo.

  • Alianzas

    La explicación a ese efecto la ven en las posibles alianzas que podrían darse dentro de la oposición si es que existe una segunda vuelta.

    «Un radical que está con Lavagna difícilmente votaría por Carrió», dicen, «pero un votante de Carrió no tendría ningún problema en apoyarnos a nosotros».

    «El gobierno necesita otra vez más de Lavagna para que en este caso elijan a la candidata ausente», bromeó Lavagna adjudicándo la victoria de Néstor Kirchner en 2003 al plan económico que ya venía ejecutando desde el gobierno de Eduardo Duhalde. «Otra vez Lavagna tiene que ayudarlos a alcanzar lo que les hace falta para que no haya segunda vuelta. Este caso es distinto del de 2003 porque yo no comparto lo que el gobierno y la candidata del gobierno están haciendo y porque estoy ofreciendo una alternativa».

    Ayer, además, tuvo su última presentación en Buenos Aires con una curiosa actividad: se dirigió la seccional 24ª de la Policía Federal en La Boca, la misma que había tomado Luis D'Elía en protesta por el asesinato de un militante de la FTV. Allí fue recibido por los oficiales,a quienes entregó su «Plan de Seguridad»: «En este caso particular, y dado que una vez este destacamento fue copado salvajemente por un piquetero, quisimos simbólicamente traerle en mano la misma comunicación que hemos entregado al resto de las comisarías», dijo allí Lavagna. No recordó que cuando ocurrió el hecho, él era ministro de Kirchner y no se registra ninguna reprobación de aquellas tropelías.
  • Dejá tu comentario