Ofensiva macrista: ''Soy presidencial''

Política

En una película conocida, que tuvo su primera entrega a mitad de año, Mauricio Macri reaccionó detrás de Roberto Lavagna y ayer, como tras el anuncio original del ex ministro de competir por la Presidencia, el boquense se encargó de ratificar que se anota en la misma disputa.

«Estoy trabajando, preparándome para ser presidente», dijo Macri desde Lanús, donde visitó un club de barrio, como parte de su campaña múltiple de candidato múltiple: para presidente, para lo cual -dice-se está preparando; para jefe porteño y, en menor medida, para gobernador bonaerense.

A 72 horas de la maniobra de prensa con la que Lavagna reiteró que quiere ser candidato a primer mandatario, Macri interrumpió sus vacaciones en Punta del Este y volvió a las rondas proselitistas por el conurbano para anunciar que se prepara para competir por la presidencial.

Lo hizo en medio de las duras críticas de los dirigentes de PRO que cuestionaron la decisión, inconsulta e inadvertida, de Lavagna. Como se sabe, por la prensa, el viernes pasado el ex ministro de Kirchner y Duhalde volvió a decir que quiere ser presidente.

Frente a ese ruido, Francisco de Narváez se mostró ayer «optimista» respecto de que haya «diálogo» entre los distintos sectores de la oposición para conformar un espacio que enfrente, en bloque, al oficialismo contra Kirchner o su esposa Cristina.

  • Pedido

    «No hay que comerse los amagues», dijo el diputado que se anota para competir por la gobernación bonaerense. Fue un modo, curioso, de pedir calma a propios y extraños -sobre todo a los macristasfrente a la repentina maniobra de Lavagna sobre su postulación.

    De Narváez insistió en que debe haber diálogo entre el lavagnismo y el macrismo, y que más que quejas, la decisión de Lavagna de reanunciar su candidatura presidencial clarifica el escenario respecto de los actores de la oposición que van a competir.

    El mismo mensaje deslizaron otros escuderos del ex ministro como Jorge Sarghini y Alejandro Rodríguez al plantear que impulsan un diálogo con la oposición.

    Igual de sorprendido que sus laderos, unos días después del show del ex ministro, Macri simuló tranquilidad. «Me parece bien que se lance Lavagna, es bueno que aparezcan candidatos, pero no cambia mis planes», sostuvo desde el conurbano sur el presidente de Boca Juniors.

    Como traductor, Jorge Macri dijo que «PRO va a tener candidaturas propias en todos los distritos, todos los que crean que PRO es la alternativa encontrarán un espacio abierto». Jorge Macri, primo de Mauricio, compite por la gobernación.

    En una batalla particular, el primo Jorge replicó a De Narváez: «Dijo algo así como que nos habíamos comido un amague, y yo le quiero decir que no estamos pendientes de ellos, el nuestro es un espacio político en crecimiento con partidos políticos que lo integran».

    «Nos hablan desde una visión personal y Lavagna es un candidato de él mismo, un candidato sin partido, sin espacio que lo represente; no me queda muy en claro desde dónde nos hablan entonces, más allá de la vocación de Lavagna de ser candidato a presidente», dijo.

    Consultado sobre un acuerdo Lavagna-Macri, fue terminante:«Hoy no lo veo viable.Nosotros tenemos la vocación de tener candidaturas propias en todas las categorías y, como bien dice Mauricio, él está preparado para ser presidente, está recorriendo el país».
  • Dejá tu comentario