PJ: Néstor y Cristina se victimizan ante el campo

Política

Néstor Kirchner hará mañana un acto de asunción formal de la conducción del Partido Justicialista a nivel nacional, donde el matrimonio presidencial buscará victimizarse ante las entidades rurales. Además del ex presidente, Cristina de Kirchner será también oradora y aprovechará su discurso para denunciar los escraches sufridos por el diputado oficialista Agustín Rossi y por el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich, de parte de los ruralistas.

Dueños del copyright de los escraches criollos, implementados a través de Luis D'Elía y su tropa de piqueteros, los Kirchner invertirán esta vez los roles y acusarán al campo de promover un paro violento e incitar a la violencia contra los dirigentes oficialistas.

«Calculamos que va a haber por lo menos 25 mil personas, y van a estar todos los gobernadores peronistas, hasta (Juan) Schiaretti dijo que iba a venir», aseguró ayer el intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, anfitrión y principal organizador del acto del PJ.

Habrá, claro, marcha peronista -la misma que el matrimonio no se permitía cantar cuando llegaron al poder y la crisis del campo aún no existía-, gigantografías de Juan Perón y Evita, y un palco VIP donde se ubicarán los 75 integrantes del consejo directivo nacional de PJ. Allí estarán el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el resto de los gobernadores peronistas: el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich; el jefe de la CGT, Hugo Moyano; la primera dama tucumana, Beatriz Rojkes; y el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

Pero también se verá al gabinete nacional en pleno, encabezado por Alberto Fernández, junto a Julio De Vido, ministro de Planificación y encargado estratégico del nuevo PJ. Halcones y palomas kirchneristas confluiránentonces en un acto dondeel oficialismo, pese a la foto y los discursos de rigor, aparecerá quebrado por la crisis rural. Pese al entusiasmo de Curto, la presencia de Schiaretti en el acto de mañana -ayer desacató órdenes de la Casa Rosada y se reunió con las entidades rurales- era más que dudosa. Tampoco estaba confirmada la asistencia del senador Carlos Reutemann, designado por Kirchner vocal del PJ, quien paseó el fin de semana en su moto por los piquetes de los productores agrícolas en la provincia de Santa Fe.

Urribarri, quien junto al gobernador chubutense, Mario Das Neves, representa el ala más híbrida del kirchnerismo frente al campo, convocó para hoy a más de 40 intendentes de la provincia para fijar una postura común frente al conflicto agropecuario y ante el gobierno nacional. Todos los gobernadores, intendentes y legisladores nacionales saben que el discurso de los Kirchner en el acto de mañana en Tres de Febrero podría disparar protestas aún más radicales de la dirigencia rural en sus distritos. Y ante el incipiente tambaleo del imperio kirchnerista, quieren tener primero un acercamiento con las entidades del campo.

  • Excluidos

    Estarán excluidos del acto los movimientos sociales de D'Elía (Federación Tierra y Vivienda), de Emilio Pérsico (Movimiento Evita), Humberto Tumini (Libres del Sur) y Edgardo Depetri (Frente Transversal), todos competidores directos en punteros y caja del aparato del PJ en el conurbano bonaerense.

    La masiva asistencia de público está a cargo, como siempre, de los intendentes bonaerenses, encabezados por Julio Pereyra, de la Federación Argentina de Municipios, y de los camioneros de Moyano.
  • Dejá tu comentario