Primeras reacciones en contra en el Congreso a plan de Béliz

Política

El Congreso reaccionó con cierta incredulidad a muchas de las medidas anunciadas ayer por Gustavo Béliz dentro del Plan Estratégico de Seguridad. «El 80% de las leyes que enviarán serán muy difíciles de votar, no por mala voluntad política, sino porque tienen graves errores técnicos», decían ayer en el bloque peronista del Senado, un cuerpo mucho más « razonable» con el gobierno que su símil de Diputados. Y algunos diputados arriesgaban un pronóstico tenebroso: «Nosotros vamos a ser los culpables cuando en un próximo secuestro el gobierno acuse al Congreso de no contar con las herramientas necesarias para combatir el delito por no votarle muchas leyes que, en realidad, son casi invotables».

Las explicaciones del ministro generaron ayer fuertes interrogantes en los despachos del Congreso. Diputados y senadores -todos pidiendo estricto off de record hasta ver los proyectos- cuestionaron la viabilidad, por ejemplo, de la virtual disolución del jury de enjuiciamiento en el Consejo de la Magistratura, la unificación de fueros o la reválida de fiscales.

Uno de los máximos especialistas en justicia dentro del Senado, integrante del bloque PJ, se arriesgó a calificar el paquete: «La mitad de lo anunciado son proyectos que hace 20 años están dando vuelta en el Congreso y la otra mitad no tiene que ver con temas de seguridad. Además el gobierno comete el error de ponerse en contra a los pocos organismos que le quedaban de aliados como los fiscales o el fuero federal».

• Opositores

No habrá problemas técnicos, aunque sí una fuerte oposición de los diputados duhaldistas, radicales, del ARI y la izquierda, a reducir la edad de imputabilidad a los 14 años, proyecto originario de Miguel Pichetto y, otra versión, de Alberto Pierri. «Es cierto que hay una precocidad en el delito. Pero qué solución vamos a dar a la comunidad si a los menores se los puede condenar a partir de los 14 años, porque esto no va a disminuir los índices de delitos», dijo ayer el presidente del bloque radical de Diputados, el catamarqueño Horacio Pernasetti.

Menos conflictivo de votar, pero más difícil de implementar, será el establecimiento de juicios por jurados para el caso de delitos con penas superiores a 6 años, es decir, los más graves, en donde el gobierno repitió la iniciativa presentada por el riojano
Jorge Yoma.

Los cuestionamientos técnicos del Congreso cayeron sobre un altísimo porcentaje de medidas que necesitan de una ley para poder aplicarse:

• Las modificaciones en el Consejo de la Magistratura serán lentas y de difícil consenso. La ley original que reglamentó el funcionamiento del Consejo demandó tres años de debates hasta conseguir un acuerdo entre todas las partes. Es decir, el poder político, la Justicia y la Procuración.

Ya fue cuestionada ayer la disolución del jury de enjuiciamiento permanente de jueces y la constitución de un tribunal para cada juicio en particular.

También criticaron los legisladores la anunciada reglamentación del artículo 53 de la Constitución nacional, otro tema que deberá pasar por el Congreso, donde se establecen las causales para remover a un juez.
«El mal desempeño es una causal genérica. Hoy se puede considerar mal desempeño a cualquier inconducta de un magistrado. Ahora desde el gobierno van a hacer taxativo lo que hoy es amplio. Eso es restringir la posibilidad de sancionar a malos jueces», argumentaban los peronistas de Diputados.

• Nervios crispados

Pero hubo dos medidas anunciadas ayer que crisparon los nervios de los pocos legisladoresque anoche quedaban en el Congreso: una es la posibilidad de reválida de los fiscales (que hoy tienen el mismo status en el cargo que magistrados y defensores) y la unificación de fueros en la Justicia Nacional Federal. Los diputados y senadores argumentaron que reordenar la Justicia Nacional Penal con asiento en la Capital Federal unificando los fueros Federal, de Instrucción, Penal Económico y Correccional, va en contra de la doctrina más moderna en la materia: «Hasta ahora lo que se vino diciendo es que hay que lograr la especificidad para tener eficiencia y calidad en los fallos. Por eso se separó Penal Económico, por ejemplo, de Penal Tributario. Pero con estas medidas todos los jueces van a entender de todo. Va a necesitar mucho análisis». Dentro de ese esquema la Justicia Electoral, como hoy la conocemos, desaparece y los legisladores deberán votar la creación de dos juzgados electorales especialespara reemplazar al Federal que hoy comanda María Romilda Servini de Cubría.

Por lo pronto hoy concurriráal Senado
Gustavo Béliz para descomprimir la bronca acumulada en el Congreso, que hace semanas pide la presencia de un funcionario del Ejecutivo para dar explicaciones sobre la posición del gobierno en materia de seguridad. Béliz encabezará a las 11 una reunión con Pichetto, el vicepresidente del cuerpo, Marcelo Guinle; el titular de la Comisión de Justicia, Jorge Agúndez, y su par de la Comisión de Seguridad Interior, Sonia Escudero, para detallarles el plan anunciado. Mañana está prevista una visita a Diputados con el mismo fin.

En el Senado, mientras tanto, se analizará hoy el proyecto enviado por Diputados que regula los requisitos para la libertad anticipada y el que baja la edad de imputabilidad de 16 a 14 años, ambas medidas, incluidas en los anuncios de ayer.

Dejá tu comentario