Junto a ministros, Malena Galmarini recorrió obras del Sistema Riachuelo

Política

La titular de AySA estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el titular de ACUMAR, Martín Sabatella.

La presidenta de Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, recorrió este miércoles obras del Sistema Riachuelo, en Puerto Dock Sud, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el titular de ACUMAR, Martín Sabatella.

Durante la jornada, los funcionarios cargaron contra la gestión anterior y advirtieron que la administración de Mauricio Macri tenía "planchados" y "parados" los trabajos de saneamiento de la cuenca.

Luego de la recorrida, Galmarini adelantó que las previsiones oficiales apuntan a finalizar la obra en "agosto de 2022", luego de que se realice "una fuerte inversión" porque -dijo- el proyecto estuvo varios años "ralentizado".

Cafiero aseguró que el gobierno busca "cambiarle la calidad de vida a millones de argentinos" y advirtió que el proyecto para sanear la Cuenca Matanza-Riachuelo "impacta en parte del Conurbano y de la ciudad de Buenos Aires".

Aysa.mp4

La obra "se ralentizó durante 4 años", dijo el ministro coordinador, quien resaltó que esas tareas son "prioritarias" para el gobierno de Alberto Fernández y ratificó su compromiso en "terminar lo que se inició en 2009", con los primeros planos.

"Esto es un respaldo a toda la política de inclusión y equidad que viene llevando adelante este gobierno, con la decisión siempre firme de que las obras son de los vecinos, no importa quién las publicite o quiera hacer propaganda", declaró por su parte Katopodis, quien adelantó que, una vez finalizada las obras, llegará agua potable y cloacas a "4 millones y medio de personas".

A su vez, Galmarini afirmó que la "intención" del gobierno es "generar cada vez más obra pública, que no sólo da trabajo, sino que motoriza la economía de un país, porque este país estaba muy parado y planchado".

El Sistema Riachuelo es una obra de infraestructura que permitirá abordar las limitaciones en la capacidad de transporte de los desagües cloacales y que contempla el funcionamiento de algo más de 40 kilómetros de túneles que van 45 metros por debajo del Río de la Plata.

El sistema "interceptará" los efluentes cloacales de la ciudad de Buenos Aires y 24 partidos del Conurbano para realizar un "tratamiento físico" que consiste en la "remoción de sólidos gruesos, cribado mecánico fino y separación de arenas y flotantes" para asegurar "calidad ambiental de acuerdo a los niveles establecidos".

Según informó Aysa, la obra está integrada por "colectores, una planta de pretretamiento, estaciones elevadoras y de bombeo, un túnel emisario y difusores".

"Lo importante no es tanto cuándo se terminan sino que se terminen", aseguró Galmarini y graficó: "Esta obra se inició hace muchos años; nosotros queremos ser el gobierno que lo termine porque estas obras son intergeneracionales".

Detalló que se estima que unos 1500 trabajadores se desempeñarán "en el pico máximo de la obra" y garantizó, también, que habrá mujeres en el proyecto.

En ese contexto, Galmarini ponderó la gestión de Marcela Álvarez, directora del Sistema Riachuelo y "reconocida en la familia sanitarista".

Antes de iniciar el recorrido, Álvarez fue la encargada de hacer ante los ministros una presentación de la obra y una exposición sobre "higiene y seguridad".

Por su parte, el presidente de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), Martín Sabbatella, consideró que el proyecto es "impactante" y resulta en un "mejoramiento de la salud y la calidad de vida".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario