6 de marzo 2007 - 00:00

Scioli estrenó ayer nuevo pacto entre PJ provincial y kirchnerismo

El peronismo de la provincia de Buenos Aires apeló ayer asus mejores rostros para sumar votos en ese distrito. Anoche,Daniel Scioli compartió un acto con José María DíazBancalari, Alberto Balestrini y Hugo Curto.
El peronismo de la provincia de Buenos Aires apeló ayer a sus mejores rostros para sumar votos en ese distrito. Anoche, Daniel Scioli compartió un acto con José María Díaz Bancalari, Alberto Balestrini y Hugo Curto.
A la hora en que en la sede del PJ nacional más de 300 dirigentes cantaban la Marcha Peronista para celebrar la candidatura de Daniel Scioli, en el Banco Provincia, en una cumbre encriptada con sus ministros más cercanos, Felipe Solá surfeaba, en frágil equilibrio, la crisis por el portazo del ministro de Economía Gerardo Otero.

La postal es cruel: en un rincón el -en teoría-futuro gobernador rodeado de la cúpula del peronismo de Buenos Aires y una ristra de legisladores e intendentes en la ceremonia de fusión del PJ y el kirchnerista Frente para la Victoria (FpV); en otro ángulo, casi en soledad, Solá en una (otra) mala hora.

  • Armonía

  • Ajenos, alguno hasta quizá disfrutando los tropiezos del gobernador, en la sede del PJ nacional, con José María Díaz Bancalari como ordenador y anfitrión, una mixtura de peronistas PJ y peronistas FpV se mostró en armonía al menos aparente.

    Scioli, agradecido y gentil, destacó ese punto. «Es bueno estar todos juntos, los peronistas y los del Frente para la Victoria.» Siguió con eso la línea que había marcado Bancalari cuando, en el momento de presentar al vice/ candidato dijo que «todos estamos juntos detrás de la candidatura de Scioli».

    El abanico es amplio: desde Manuel Quindimil, que amaga con otro mandato en Lanús, hasta Carlos Kunkel, uno de los que gatilló las peores pestes sobre el duhaldismo, corral al que hasta hace pocos meses pertenecía 99,9% de los caciques y caciquejos que ayer, al atardecer, fichó en la calle Matheu.

    La lista es voluptuosa: Alberto Balestrini y Julio Pereyra, dos espadones de Kirchner en el duelo con Duhalde, compartieron alarido con Gerónimo «Momo» Venegas y José Pampuro.

    Circularon, además, Sergio Massa, Graciela Giannettasio, el cascoteado Aldo San Pedro y el interventor Ramón Ruiz.

  • Convocantes

    También se sentó en la cabecera «Cuto» Moreno, que por la tarde -junto a San Pedro-se dedicó a llamar uno por uno a los legisladores del FpV para que se acerquen a la calle Matheu. Usó un argumento curioso: «No podemos dejarle a Bancalari que se apropie de Scioli». Hubo una ausencia ostensible: en medio de la crisis por la salida de Otero, el felipismo -o lo que queda del él-fue el único actor del pankirchnerismo que no tuvo ayer un delegado potente junto a Scioli.

    La diversidad que convoca Scioli depara sorpresas. En el tumulto pasó a saludar el ex gobernador Carlos Ruckauf, paradójicamente la figura con que los opositores -y algún kirchnerista díscolo-comparan al vicepresidente por su irrupción como candidato en la provincia.

    A la hora del discurso, con su libreto usual, Scioli prometió enfocarse en los problemas críticos, deslizó como al pasar un mensaje para Solá: «A fin de año empezará una nueva etapa para la provincia» y puso énfasis en una frase ácida, «transición sí, continuismo no».

    Un rato antes, Díaz Bancalari se animó a un prenuncio arriesgado: «Ramón: vos te vas a quedar acá hasta que Kirchner asuma la presidencia del partido». No puso fecha pero, parece, el patagónico no piensa tomar las riendas del PJ mientras sea presidente.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar