Ultimo envión a los intendentes clave

Política

Néstor Kirchner tendrá hoy un anticipo de su retiro presidencial. En Ituzaingó, los alcaldes peronistas del conurbano -los neokirchneristas y los duhaldistas conversos- le montaron un acto que, en los hechos, funcionará como una especie de despedida.

No es el único objetivo: en el encuentro, del que no está previsto que participe Cristina de Kirchner, el patagónico se dirigirá a unos 4.000 «cuadros» y «punteros» del PJ del conurbano que trabajarán en la logística de la elección del próximo domingo.

Anteayer, el Presidente recibió a unos 30 jefes comunales del Gran Buenos Aires para perfilar cómo será su vínculo cuando, según especula, la primera dama esté a cargo de la presidencia. Se acordó lo previsible: el nexo político seguirá siendo el propio Kirchner.

En esa charla también se acordó el acto de hoy del que también participarán la fórmula del kirchnerismo en la provincia: Daniel Scioli y Alberto Balestrini. El matancero ya fue de la partida en la reunión, de una hora, que se realizó el lunes en la Casa Rosada.

  • Datos

    Hay varios datos para rastrear:   

  • El encuentro del lunes, al igual que el acto de hoy -en el club Gimnasia y Esgrima de Ituzaingó- lo organizó el bloque de intendentes peronistas que funciona en la FAM, oficina que comanda Julio Pereyra. Significa, en esos términos, una ratificación de la Casa Rosada al alcalde de Florencio Varela como «interlocutor» entre Kirchner y los jefes comunales. Pereyra se mueve en tándem con Alberto Descalzo, de Ituzaingó, distrito que se eligió para realizar el acto.

  • La prioridad de Kirchner fue aceitar el operativo eleccionespara el próximo domingo porque, se sabe, la suerte de Cristina de Kirchner -que deba ir o no a un ballottage- depende de la performance de la candidata oficial en el populoso conurbano. Esa zona fue la que en 2003 le dio los votos a Kirchner para quedar segundo, con 22%, detrás de Carlos Menem, y forzar una segunda vuelta que el riojano no se animó a dar.

    Ahora la ecuación se repite.   

  • A su vez, Kirchner se reunió con los jefes comunales ante el escaso vínculo que existe entre éstos y la primera dama, quien apenas los ve en los actos que le arman en el conurbano. Eso generó algunas dudas entre los dirigentes respecto de cómo continuará el vínculo con el gobierno con la llegada de la senadora. Acaso algún atisbo de esa incertidumbre le trasmitieron Pereyra y Descalzo, el viernes pasado, a Kirchner cuando se reunieron a solas con él.

  • Esta vez, como parte de la campaña -a pesar de que no está programado que asista Cristina de Kirchner- también participará Scioli en condición de gobernador. El vicepresidente viene manteniendo encuentros permanentes con los alcaldes del conurbano.   

  • Así y todo, muchos dirigentes quedaron dolidos por el cierre de listas en el que manifestó su peso Alberto Fernández. Se sabe que los intendentes siempre tuvieron predilección por Julio De Vido: no sólo porque es, a través de José López, quien les agiliza las obras públicas, sino también porque lo consideran «más peronista» que al jefe de Gabinete, activo promotor de la Concertación que les significó a los jefes comunales perder espacios en las listas y que les habiliten colectoras en los distritos. En la charla con Kirchner escucharon una frase dulce: el patagónico les dijo que en 2008 se normalizará el PJ nacional y él será el presidente del partido.

  • Aunque la convocatoria se limitó, en principio, a los alcaldes del PJ en la cumbre del lunes, en el acto de ayer hubo algunas presencias fuera de ese parámetro, por ejemplo, el diputado Oscar Rodríguez cuya hija, Silvina, compite por la intendencia de Presidente Peróny Jorge Villaverde, que disputa la jefatura de Almirante Brown.
  • Dejá tu comentario