Política

Demoras y cancelaciones de vuelos en Ezeiza y Aeroparque afectaron a más de 15.000 pasajeros

Medio centenar de vuelos de Aerolíneas Argentina y Austral fueron reprogramados por falta personal técnico para asistir los arribos y partidas. El sindicato de los trabajadores APTA negaron paros, asambleas o medidas de fuerza.

Más de 200 vuelos de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral sufrieron demoras o cancelaciones, lo cual afectó a más de 15 mil pasajeros, a raíz de las asambleas realizadas por el gremio de los técnicos.

La medida de fuerza fue convocada por la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y generó inconvenientes en los vuelos que debían partir de los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque.

La compañía de bandera informó oficialmente que los vuelos cancelados fueron 121, y además otros 89 tuvieron demoras en las partidas.

Según la empresa, los inconvenientes fueron producto de "una medida de fuerza llevada adelante por el gremio de personal técnico" y señaló que desde las 6:00 el sindicato "impidió organizar el reemplazo de un radio operador que está con licencia médica desde el 21 de octubre pasado".

Explicó que la medida se mantuvo durante 8 horas, hasta las 14:00 y que debieron cancelarse 121 vuelos, de los 312 que la empresa tenía programados.

Sin embargo, los inconvenientes continuaron durante toda la tarde principalmente en Aeroparque donde se concentró la mayor cantidad de vuelos cancelados de la compañía.

Según precisó la empresa, "en lo que va de 2019, Aerolíneas enfrentó 16 medidas de fuerza, que afectaron a más de 175.000 pasajeros".

Dijo que los pasajeros afectados fueron reubicados en otros vuelos a lo largo de la jornada y que otros harán los viajes en días siguientes.

"Los pasajeros podrán cambiar en el término de los próximos 15 días sin cargo sus pasajes para el mismo destino o solicitar la devolución del monto sin costo alguno", comunicó la empresa.

Sin embargo, el titular de APTA, el moyanista Ricardo Cirielli, aseguró que los vuelos tuvieron demoras o cancelaciones por "la ausencia del personal técnico especializado".

"Lo que pasó es exclusiva responsabilidad de la Gerencia de Operaciones. Faltó una persona clave y la Gerencia lo sabía, pero no tomó los recaudos para que se cubra el puesto en este turno", sostuvo.

Al respecto, la empresa indicó que "el reemplazo cumple con todas las normas legales y de seguridad, garantizando la operación en los estándares de la compañía".

"Los radio operadores realizan la comunicación interna entre los aviones y el Centro de Control operativo de la empresa, al margen de la comunicación directa de los aeronaves con la Torre de Control", explicó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario