Nacional

Por crisis, Justicia suspende e-voto el 10-N en la capital chaqueña

Una medida cautelar del Juzgado Civil y Comercial Nº 21 suspendió el uso de la Boleta de Voto Electrónico (BVE)

Una medida cautelar del Juzgado Civil y Comercial Nº 21 suspendió el uso de la Boleta de Voto Electrónico (BVE) en las elecciones municipales del 10 de noviembre en la ciudad de Resistencia, tras una presentación en ese sentido del intendente peronista -y candidato a gobernador- Jorge Capitanich con argumentos de corte presupuestario, en medio del impacto de la crisis nacional.

Sin embargo, el sistema sigue a priori vigente para el 23% de las mesas de la elección provincial del 13 de octubre, ya que no prosperó un intento del peronismo de frenar a tiempo en la Legislatura esa aplicación para evitar un gasto de $ 59 millones a la factibilidad presupuestaria.

“Teniendo en cuenta la crisis económica que atraviesa el país y las medidas adoptadas a nivel municipal para atemperar tal situación -Declaración de Emergencia Económica, Financiera y Administrativa del Municipio de la Ciudad de Resistencia-, se patentiza cómo la implementación del sistema de voto electrónico a nivel municipal provocará un impacto directo -y a todas luces pernicioso- en la administración del presupuesto muncipal, afectándose la economía y, con ello a toda la ciudadanía capitalina; extremos que se encuentran amparados por normas y principios de jerarquía constitucional y de derecho internacional”, remarca en su resolución el juez Julián Flores, según el fallo al que accedió Ambito Financiero, “hasta tanto se resuelva la acción de amparo pertinente”.

“El fallo que ordena suspender el voto electrónico es una medida sensata y prudente; no se puede hacer pagar a los chaqueños y chaqueñas $ 120 millones para las elecciones municipales del 10 de noviembre”, remarcó el diputado provincial justicialista Juan Manuel Pedrini, además de enfatizar que sería “un disparate” que los municipios deban tomar créditos para financiar el e-voto.

La estrechez de recursos ya había derivado este año en otra avanzada con impacto en la ingenería electoral chaqueña. Fue en abril, cuando la Legislatura suspendió por un año la aplicación de las PASO (con respaldo del PJ y de Cambiemos), por impulso del gobernador Domingo Peppo y frente a “la situación de emergencia que se vive en la provincia y en el país”.

“Afecta gravemente el presupuesto y los derechos de los ciudadanos, que se verán seriamente perjudicados”, argumentaron en las últimas horas desde la municipalidad capitalina respecto del planteo contra el uso del e-voto en la ciudad.

En reacción, el Tribunal Electoral provincial rubricó una resolución por la cual pidió a la Fiscalía de Estado ir en per saltum al Superior Tribunal de Justicia ante ese fallo de primera instancia, frente a “los plazos electorales perentorios del cronograma electoral”.

“El 11 de octubre debiera estar definida la herramienta de sufragio a utilizar en dichos comicios y, de seguirse el curso recursivo normal y habitual de esa medida cautelar, no se encontraría resuelta antes del plazo, y también por la gravedad institucional que la misma representa”, argumentaron.

El pedido de frenar el uso del voto electrónico había emanado de los intendentes de Resistencia, Fontana, Gancedo, Makallé, Corzuela, San Bernardo y Samuhú, todos obligados a usar el voto eléctrónico en la totalidad de las mesas, por orden del Tribunal Electoral. Pero el fallo alcanza a priori sólo a la capital. Todos votarán el 10-N, de manera desdoblada de los comicios a gobernador del 13 de octubre, donde la pulseada será entre Capitanich y el diputado provincial radical Carim Peche (Chaco Somos Todos).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario