Negocios

Por crisis en sector automotor, autopartista "readecua sus operaciones"

Calpp anunció que los cambios en su estructura productiva se debe a "la crisis que afecta al sector". Fuentes gremiales indicaron que la empresa negocia las indemnizaciones de 40 operarios.

De manera sorpresiva, la autopartista Clapp decidió “readecuar sus operaciones” en la planta ubicada en la ciudad de Brandsen debido a la "crisis que afecta al sector".

Si bien en un primer momento, fuentes gremiales aseguraron que la empresa había cerrado sus puertas, la empresa aclaró que continúa operando como "proveedor estratégico de la industria automotriz".

De acuerdo al sitio especializado InfoGremiales, Clapp había aplicado en los últimos tiempos suspensiones debido a la falta de insumos para producir. Según fuentes gremiales directivos de la UOM de La Plata junto a delegados se reunieron este miércoles con directivos de la empresa para decidir sobre la continuidad de 40 operarios.

En un comunicado, la compañía indicó que aplicó cambios en su estructura productiva por la crisis que atraviesa el sector. “Se trata de una decisión que lamentamos tener que tomar y que no guarda relación con el desempeño del personal afectado”, señalaron desde la empresa.

En ese contexto, Clapp afirmó que "todo este proceso de readecuación se está realizando con la debida comunicación al personal, a los representantes gremiales y a las autoridades".

La autopartista es una empresa metalmecánica argentina, radicada en la provincia de Buenos Aires desde hace más de 50 años. Mecaniza y ensambla componentes para la industria, principalmente automotriz, desde bombas de aceite hasta ejes completos de vehículos utilitarios. Posee un parque de equipos de última generación que le permiten ser la única empresa argentina que mecaniza y ensambla tapa de motor para equipo original.

La planta de fue fundada en 1949 y paulatinamente fue incorporándose a la cadena de valor de la industria automotriz. Tras diferentes etapas, pasó a manos de PSA, en tanto que en el 2018 se decide la venta de la planta, llegando a un acuerdo con el Grupo Clapp para continuar la operación.

El sector autopartista es uno de los que sufrió fuerte el impacto de la caída del consumo y la producción. Cabe destacar que la industria automotriz viene muy golpeada, tanto que el Gobierno debió lanzar un plan con fuertes descuentos para estimular la venta de vehículos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario