Deportes

Por el tifón Hagibis, Japón suspendió dos partidos y desató la ira de los italianos

Los duelos entre europeos y neocelandeses y el que mediría a Francia con Inglaterra no se jugarán por seguridad. La "azurra" debía ganar para clasificar. Los partidos del domingo, por ahora, están programados.

El potente tifón Hagibis, esperado este fin de semana en Tokio y su periferia, ya tuvo sus primeros efectos, con la anulación de los partidos Inglaterra-Francia y Nueva Zelanda-Italia del Mundial de rugby, que debían disputarse el sábado en Yokohama y Toyota.

"Hemos decidido anular algunos partidos basándonos en las últimas previsiones meteorológicas que hemos conocido este jueves por la mañana", anunció este jueves Alan Gilpin, el director de la Copa del Mundo.

"Lo lamentamos mucho, pero hemos tomado la buena decisión, ya que la seguridad es nuestra prioridad número uno", declaró Gilpin.

El director del torneo añadió que los partidos del domingo, entre ellos el decisivo encuentro del Grupo A que deben jugar en Yokohama las selecciones de Japón y Escocia, se mantienen por el momento, aunque su caso podría ser revisado.

Escocia es tercero del Grupo A detrás de Japón e Irlanda, y una eventual victoria ante el equipo local lo clasificaba a cuartos de final, por lo que sería el equipo más damnificado.

"Continuamos revisando los partidos del domingo y haciendo el máximo esfuerzo para asegurar que se jueguen", sostuvo Gilpin en relación a esos encuentros mantenidos.

Las reacciones de los equipos afectados fueron diversas, desde la frustración y decepción de los italianos, a la buena acogida de los ingleses.

"He visto la reacción de los jugadores tras el entrenamiento y fue horrible, estos chicos han dado su vida por el rugby italiano y la Copa del Mundo ha terminado en un campo de entrenamiento en lugar de en el estadio", declaró el seleccionador de Italia, Conor O'Shea.

Su reacción contrastó con la del seleccionador de Inglaterra, Eddie Jones, que piensa que la anulación da una semana más de descanso a su equipo.

"¿Quién habría pensado que tendríamos dos partidos relativamente fáciles (contra Tonga y Estados Unidos), uno duro (contra Argentina) y dos semanas para preparar el partido de cuartos de final?", señaló el técnico.

Hagibis está catalogado como "violento", la calificación más alta utilizada por la Agencia Japonesa de Meteorología (JMA), y puede alcanzar ráfagas de viento de hasta 270 kilómetros por hora.

Se trata de la primera anulación de partidos de un Mundial de rugby desde la primera edición, en 1987.

A diez meses de los Juegos Olímpicos de Tokio (24 de julio - 9 de agosto de 2020), esta anulación relanzará los interrogantes sobre la capacidad de Japón para acoger grandes competiciones internacionales, debido a las condiciones naturales (temblores de tierra) y climáticas (tifones y fuerte calor húmedo en época veraniega).

En cambio, el partido Irlanda-Samoa, previsto también el sábado en Fukuoka, se mantiene, igual que el partido Australia-Georgia, el viernes en Shizuoka.

En caso de anulación, el reglamento prevé que el partido termine en empate (0-0). Cada equipo recibirá de este modo dos puntos en la clasificación.

Según un responsable de la JMA, la potencia actual de Hagibis es similar a la de cuatro de los mayores tifones que ha conocido Japón estas últimas décadas, incluido Faxai el mes pasado, que provocó importantes daños en Chiba, en la periferia de Tokio.

Las autoridades esperan sobre todo grandes problemas en los transportes en la aglomeración de Tokio, que cuenta con unos 38 millones de habitantes.

Unos 70.000 espectadores, entre ellos muchos aficionados de ambos equipos, eran esperados para el partido Inglaterra-Francia en Yokohama, en la periferia sur de la capital, mientras que el estadio de Toyota, donde estaba programado el Nueva Zelanda-Italia, puede albergar a 50.000 espectadores.

Tanto Inglaterra como Francia están ya clasificados para cuartos de final del Mundial.

Pero la anulación del partido y la repartición de puntos (0-0), conlleva que Inglaterra termine en cabeza del Grupo C, delante de Francia, en una llave en la que quedó eliminada Argentina.

El resultado entre Nueva Zelanda e Italia clasifica a los All Blacks para los cuartos de final.

Los dobles campeones del mundo terminan de esta forma en cabeza del Grupo B, delante de Sudáfrica.

Además de los dos encuentros anulados y del Escocia-Japón, los otros partidos del fin de semana son programados al sur de Japón y en la isla de Kyushu.

El director general del Comité de Organización de Japón 2019, Akiera Shimazu, precisó que las compañías aseguradoras cubrirán la anulación de los dos partidos. "Hemos comprado un seguro de anulación, por lo que cuando anulamos un evento, será cubierto hasta cierto punto", explicó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario