Edición Impresa

Por inflación, la coparticipación cayó hasta 7%

La radiografía es del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, que precisa además que en junio creció 46,6%, pero retrocedió 5,8% en términos reales.

Por impacto de la inflación, los envíos de coparticipación -de corte automático- a las provincias durante el primer semestre tuvieron (medidos en términos reales) una caída de hasta el 7% interanual, con excepción de los destinados a la provincia de Buenos Aires, que habrían crecido un 9,5%.

Las conclusiones pertenecen al Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), que sostiene además que, “no obstante la variación negativa mostrada en la primera mitad de este año, también es cierto que en el primer semestre de 2019 todas las provincias recibieron, en moneda constante, una coparticipación más alta que la de todos los primeros semestres de los últimos años, excepto el de 2018”.

Si la mirada se concentre en junio, el monto recibido por las jurisdicciones alcanzó los $158.674, lo que representa un crecimiento interanual del 46,6%. “Si se tiene en cuenta el efecto de la inflación estimada sobre los fondos enviados a las provincias, la coparticipación durante el mes habría registrado una caída de 5,8% en términos reales”, sostiene.

Desde enero de 2018, la coparticipación mensual contiene un envío por compensación a las provincias en un monto equivalente a la disminución efectiva de recursos resultante de la eliminación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y del destino de la recaudación total del Impuesto al Cheque a la ANSES, de acuerdo al Pacto de Consenso Fiscal firmado en 2017. En junio, por caso, esa compensación fue de $5.329,4 millones.

Un “aspecto no menor” -destaca el informe- es tener en cuenta el impacto positivo en la provincia de Buenos Aires de esa compensación, de acuerdo a lo establecido en el Consenso Fiscal. En junio, fue por $3.232,7 millones, “lo que equivale al 61% de la compensación del consolidado de provincias”. “De hecho, sin la compensación a Buenos Aires, la coparticipación del conjunto de provincias habría registrado una caída real de 7,8%”, agrega.

Bajo ese escenario, la coparticipación a las provincias en junio creció entre 39,7% y 48,9% interanual, mientras que en el distrito bonaerense ese porcentaje escaló al 58,9%, con motivo de esa mayor compensación (que derivó de lo que fue la salida política a la pelea judicial por el Fondo del Conurbano).

El incremento del 48,9%, en tanto, corresponde a La Pampa, porque comenzó a recibir recursos extra tras el fallo de la Corte de noviembre por “la distribución de los costos de autarquía de AFIP”.

“No obstante, en un contexto inflacionario como el de Argentina, es necesario tener en cuenta los efectos de la inflación sobre los fondos coparticipados. En este sentido, todas las jurisdicciones, con excepción de Buenos Aires, habrían registrado una caída en términos reales, que va del 4,4% al 10,3%”, enfatiza el informe.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario