Negocios

Por la crisis, Alpargatas dejará de operar en el negocio textil en Argentina

La tradicional empresa, ahora en manos brasileñas, se desprendió de tres fábricas que estaban a punto de cerrar. Se quedará sólo con la planta de zapatillas en Tucumán. El comunicado a la Bolsa de San Pablo.

La firma de capitales brasileños Alpargatas anunció este miércoles, en un comunicado enviado a la Bolsa de San Pablo, que concretó su plan de desinversión en la Argentina que incluyó la venta de tres fábricas y de esta manera abandona totalmente su operatoria en el negocio textil para abocarse únicamente a la fabricación de calzado.

Tal como anticipó Ámbito Financiero, en su edición del 6 de junio pasado, la empresa buscaba desprenderse de todo el negocio textil durante este 2019 y por eso tenía en venta tres de sus fábricas ubicadas en Corrientes, Catamarca y Buenos Aires (Florencio Varela).

Finalmente este miércoles avisó que logró vender estos tres activos por un total de u$s14,4 millones. La fábrica de Corrientes pasó a manos de la empresa Mafra, la de Catamarca a Fibran Sur y la de Florencio Varela a Cladd Industria Textil Argentina.

En este plan de desinversión Alpargatas ya había cerrado tres de sus plantas de producción (localizadas en Catamarca, La Pampa y Chaco) y concretado una reducción en su plantilla de empleados en los otros establecimientos. En aquel momento Alpargatas anunció claramente que emprendía una fuerte reestructuración en la Argentina porque el negocio textil había dejado de ser rentable desde hacia largo tiempo.

Así es que en menos de un año la empresa pasó de tener siete plantas de producción y más de 3.000 empleados, a quedarse solo con una fábrica dedicada a la producción de calzado localizada en la provincia de Tucumán y donde hoy emplea en forma directa a poco más de 700 pesonas.

Además, dentro de este esquema, el año pasado también se desprendió del 21,8% del negocio de Topper en el mercado local, tras venderlo al empresario Carlos Roberto Wizard Martins, por u$s24 millones.

Lo cierto es que Alpargatas encontraba en la Argentina su talón de Aquiles. Según se desprende de su último balance anual, cerrado en diciembre pasado, lograba crecer en todos los mercados en los que operaba a excepción de la Argentina. Así es que en Brasil, su facturación fue de 2.669,9 millones de reales (711,4 millones de dólares), un 10,4% más. A su vez, la cifra de negocio del grupo en el extranjero, que engloba el negocio de Havaianas, creció un 11,3%, hasta 710,3 millones de reales (189,2 millones de dólares). En cambio, en Argentina, Alpargatas facturó, durante 2018, 254,3 millones de reales (67,7 millones de dólares), un 21,1% menos que el año anterior.

La mega devaluación de la moneda sumado al incremento de los costos laborales fueron los dos ítems claves que llevaron a la empresa a tomar esta drástica decisión.

Comunidaco Alpargatas a Bolsa de San Pablo.pdf
El comunicado enviado a la Bolsa paulista.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario