Edición Impresa

Por menor consumo, ganancias de Arcor subieron apenas 3%

• CAYERON VENTAS EN RUBRO GALLETITAS Y SE INCREMENTARON EN AGRONEGOCIOS
Los beneficios del ejercicio 2017 fueron de $1.118 millones. Además del acotado crecimiento del mercado interno, se sintió el impacto de una suba en los costos.

La firma alimenticia Arcor presentó ayer los resultados económicos de 2017 en donde se destaca que su facturación global sumó $48.419 millones y su ganancia después de impuestos $1.118 millones. Así es que mientras sus ingresos crecieron 30% interanual su resultado final lo hizo sólo un 3%. Suba de costos y retracción o poco crecimiento en el consumo de sus productos fueron los responsables.

De esta manera los números de Arcor reflejan un panorama similar del que presentó Molinos la semana pasada, que -tal como publicó Ámbito Financiero- cerró 2017 con un rojo de $187 producto de la menor demanda de alimentos en el mercado local.

Quizás para Arcor, que tiene sus orígenes en la provincia de Córdoba, la situación no es tan complicada pero lo cierto es que sus números son mucho más ajustados, lo mismo que sus tasas de crecimiento. En 2016 había logrado una utilidad de $454,1 millones, cifra que implicó un alza de 38,7% en comparación con los $327,3 millones que arrojó el ejercicio 2015.

Ahora, para este 2017 la compañía explica el desempeño de cada uno de sus segmentos, y en su balance cuenta que los rubros Chocolates y Golosinas y Alimentos operaron "en un año de bajo crecimiento de mercado" mientras que Galletitas experimentó una "leve contracción".

El único segmento que salió airoso fue Agronegocios con un crecimiento de casi el 50% en sus ingresos. Aquí se destacan, además de la producción primaria, la molienda seca, extracción de aceite, molienda húmeda y un ingenio azucarero, todos eslabones destinados a la fabricación de materias primas para su industria.

Por su parte, en Brasil tuvo suerte dispar "de la mano de la reactivación de la economía en un contexto en el cual se evidenció una lenta recuperación de la actividad y el consumo, se observó en la evolución del Negocio de Golosinas un buen desempeño en el volumen vendido de ciertos productos del portfolio", explican. Contrariamente en el segmento Galletitas del país carioca detalla una contracción en el mercado.

Aquí hay que tener en cuenta que las ventas de las sociedades del exterior representaron el 27,1% respecto de las ventas consolidadas del Grupo y las ventas de Argentina -que incluyen las exportaciones a terceros- representaron el 72,9% de las ventas consolidadas del año 2017. Así es que el consumo argentino ocupa un lugar clave para la firma.

Otro ítem clave del balance 2017 de Arcor fue el fuerte incremento en sus costos. En su estado de resultados consolidado se evidencia a las claras que el "Costo de ventas de bienes y servicios prestados" creció en un año 30%. Porque en 2016 ascendió a $25.220 millones y en 2017 representó $32.803 millones.

Algo similar ocurre con sus "gastos de comercialización" y "gastos de administración" que muestran subas del 24% y 32,5% respectivamente.

Finalmente, al 31 de diciembre del año pasado el nivel de liquidez del Grupo ascendía $2.663,9 millones, registrando una disminución neta en el efectivo de $127,8 millones con respecto a la posición al inicio del ejercicio.

En cuanto a las perspectivas para 2018 desde Arcor explican que "se continuará con la estrategia de focalización en los negocios principales (Consumo Masivo, Envases y Agronegocios) y el desarrollo de proyectos de asociación estratégica, priorizando la liquidez y una sana estructura de financiamiento con el objetivo de asegurar el cumplimiento de sus obligaciones y compromisos, como también la obtención de los fondos requeridos para llevar a cabo sus operaciones y proyectos de inversión".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario