Espectáculos

Por primera vez en la historia el Festival de Cannes cuenta con una guardería

Se dio por iniciativa de tres mujeres de la industria del cine. Madres y padres pueden dejar a sus hijos allí desde las 10 hasta las 18, por 50 euros al día.

Por primera vez en la historia el Festival de Cannes cuenta con una guardería. La misma fue creada por tres madres de la industria del cine, que hasta ahora habían tenido que arreglarse externamente para compaginar la maternidad con las jornadas en los certámenes.

Pocas veces se ven niños en el festival, cuyos organizadores hacen todo lo posible para que los estrellas brillen en la alfombra roja pero muy poco para quienes vienen con sus hijos. Pero por primera vez, este año la muestra ha abierto una guardería de día, llamada Le ballon rouge (El globo rojo), en un pabellón cerca del puerto.

La estructura sigue el ejemplo del grupo estadounidense Moms-in-Film, que el año pasado hizo lo propio en el festival de Sundance.

La guardería acaba de abrir y un puñado de chicos están jugando, mientras otros intentan hacer una siesta en otra área. También hay un espacio en el exterior con sombrillas. Tres maestras y una enfermera se encargan del lugar, ayudadas por dos voluntarios.

Procedente de Los Ángeles en su primera visita al Festival de Cannes, Gail Greaves explica que estuvo pensando en contratar a alguien para cuidar a su hija Arabella de dos años. Pero, como el certamen dura 12 días, los costos serían altos. "No podés hacer mucho cuando (los niños) están llorando", dice, precisando que contratar a una niñera en Cannes puede costar de 20 a 30 euros (22-34 dólares) por hora.

Pero buscando en Internet, encontró Le ballon rouge. Los visitantes acreditados del festival pueden obtener pases especiales para sus hijos, desde las 10 hasta las 18, por 50 euros al día. "¡Es genial! Tienen todo esto y otros niños para jugar", cuenta Greaves. "Las mujeres tienen que actuar juntas para que las cosas sucedan", dice.

Tres profesionales del cine con niños pequeños pensaron en la idea hace unos meses, cuando compartían trucos sobre cómo compaginar la vida familiar con el trabajo. Juntas crearon "Parenting at Film Festivals". "Estábamos comparando cuestiones sobre lo difícil que es ser madre en un festival", explica Michelle Carey, una programadora de filmes australiana y una de las tres fundadoras del grupo.

"En enero, empezamos a hablar con otros amigos de la industria, compartiendo consejos, y luego durante el festival de cine de Berlín nos reunimos con varios representantes del festival", explicó mientras su hijo de dos años correteaba a su alrededor.

Ya con una propuesta, las tres madres se pusieron en contacto con los organizadores del certamen en Cannes y la iniciativa fue concretándose. Además de la guardería, se ha creado un espacio privado dentro del Palacio de los Festivales, donde se realizan las galas, para permitir que las madres amamanten.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario