Negocios

Por primera vez, una mujer dirigirá uno de los grandes bancos británicos

Alison Rose se convertirá en la nueva directora general del Royal Bank of Scotland. Calificó el nombramiento como un "honor inmenso".

Alison Rose se convertirá en la nueva directora general del Royal Bank of Scotland (RBS) y en la primera mujer en dirigir uno de los principales bancos británicos, anunciaron fuentes de RBS.

Rose, hasta ahora directora de la filial NatWest de RBS y que trabaja desde hace 27 años en el grupo, era la favorita para suceder a Ross McEwan y asumirá sus funciones el 1 de noviembre.

McEwan, que reestructuró el banco, hoy controlado por los poderes públicos, asumirá por su parte la dirección del National Australia Bank (NAB) a mediados de 2020.

"Estoy encantado de que hayamos nombrado a Alison nueva directora general. Aporta su experiencia, muy completa, y su historial de éxito en sus puestos anteriores", dijo el presidente del consejo de administración de RBS, Howard Davies, citado en un comunicado.

Ross McEwan deja detrás "un banco que se volvió a concentrar en sus mercados esenciales de Reino Unido e Irlanda, resolvió la mayoría de sus principales problemas jurídicos y volvió al mismo tiempo a la rentabilidad", aseguró.

Rose calificó este nombramiento de "honor inmenso" y consideró que "empezamos un nuevo capítulo para este banco".

rose.jpg
<p>Rose trabaja desde hace 27 años en el grupo.</p>

Rose trabaja desde hace 27 años en el grupo.

También advirtió de que el sector bancario "se enfrenta a una serie de desafíos, entre incertidumbres económicas y políticas persistentes, pasando por los cambios de comportamiento y las expectativas de los consumidores".

Los bancos tradicionales como RBS, uno de los más antiguos de Gran Bretaña, se enfrentan a problemas como las bajas tasas de interés o la competencia de los bancos internet.

Durante su reestructuración posterior a la crisis financiera, RBS vendió sus actividades de banca de inversión, que ahora representan menos del 10% de su facturación.

Junto a Lloyd's, RBS es una de las instituciones financieras británicas más vulnerables al Brexit porque depende en gran medida de la economía de gran Bretaña.

En el segundo trimestre del año, RBS logró sin embargo disparar sus beneficios y aumentó el dividendo a sus accionistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario