Economía

Por salto del dólar, autos aumentaron ya hasta un 23%

La mayoría de las marcas están esperando la evolución del dólar para fijar sus nuevos precios. Se teme un fuerte impacto en la demanda.

El fuerte salto del dólar provocó el lunes la parálisis de las operaciones por falta de precios. Ayer, algunas marcas comenzaron a dar señales de su estrategia comercial tras la devaluación. General Motors comunicó ayer a su red de concesionarias un aumento de 23% en los precios de sus productos, un porcentaje equivalente a lo que había saltado el dólar en el primer día de la semana. De todas maneras, algunos de los modelos Chevrolet –como Tracker, S10 y Cruze– se mantendrán hasta el próximo 18 al valor que tenían hasta la semana pasada

Otras automotrices prefieren esperar hasta que no se despeje la incertidumbre cambiara y no enviaron listas nuevas. En algunos casos las operaciones permanecieron congeladas, salvo excepciones.

En algunas concesionarías aseguraron que desde las terminales anticiparon que habrá un aumento de precio provisorio de 10% en la lista, para diluir el impacto y comenzar a vender, y otro ajuste la semana próxima.

En la mañana del lunes, algunas fábricas decidieron frenar la facturación por la incertidumbre cambiaria. La primera en hacerlo fue Fiat pero con el correr de las horas se sumaron Volkswagen, Ford, Nissan, Honda y Peugeot.

En algunos casos, con comunicaciones oficiales; en otros, internamente. Casos como Toyota o Chevrolet siguieron operando pero cada concesionaria tenía libertad de acción para decidir su estrategia. Los importadores también sacaron sus precios de los sitios de internet.

Oportunidad

Durante ayer, algunos dealers reconocieron que había clientes interesados en comprar para aprovechar la diferencia de los precios en dólares que se produjo en un fin de semana. “La gente que estaba con intenciones de adquirir un vehículo y tiene dólares ahorrados, quería cerrar la operación de inmediato cuando la cotización superaba los $60” reconoció el dueño de una concesionaria. Por eso, ayer se vivieron todo tipo de situaciones, dependiendo las necesidades de cada vendedor.

En el Gobierno hay preocupación por el impacto que tendrá esta suba de precios en las ventas. En ese sentido, se confirmó que seguirá el plan de estímulo Agost0km, con bonificaciones para los autos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario