11 provincias en graves conflictos por salarios

Portada Principal

Ya sufre el país una escalada de conflictos sociolaborales, reproduciendo en once ciudades del interior la escena de protesta callejera que se vive cotidianamente en las calles porteñas. El eje es el pedido de aumentos salariales, en busca de emular los acuerdos que la Nación ya ha avalado con diversos gremios de empleados del sector privado y del Estado.

Los protagonistas de los reclamos son empleados estatales de diferentes sectores, en tanto que también se suman piqueteros liderados por la Corriente Clasista y Combativa (CCC) que se movilizaron masivamente ayer por varias provincias, con mayor convocatoria en Jujuy, para pedir aumento en los subsidios que perciben.

  • Transporte

    El conflicto se extiende también con fuerza al área del transporte público urbano y de media distancia, con paros y problemas en diferentes distritos durante toda esta semana. Los trabajadores transportistas del interior están en pie de guerra para que se les aplique la misma suba de haberes que ya se acordó con sus colegas de Capital Federal y el conurbano.

    Cabe recordar que la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que agrupa a los choferes de colectivos, logró una suba salarial en esos distritos tras amenazar con un cese del servicio en todas las líneas de transporte público. Se les otorgó entonces a los choferes un aumento de $ 150 para sueldos de febrero y de marzo, a lo que se agregará un incremento de 16% desde este mes, para que el salario mínimo ronde los $ 2.000.

    La polémica en torno al transporte también está fogoneada por las críticas que llegan desde los gobiernos provinciales y municipales para con la Nación, por la supuesta distribución inequitativa de los subsidios que la administración federal destina a los colectivos de pasajeros a través del fondo del transporte (SISTAU). El malestar apunta a que estos fondos se distribuyen «la mayor parte en Capital Federal y el cordón industrial de Buenos Aires», según palabras del gobernador santafesino Jorge Obeid, que comparten la mayoría de los mandatarios.

    Asimismo, en algunas provincias suma dramatismo a la situación el estado de las arcas locales, que adquiere ribetes preocupantes. Por caso, en Río Negro, el gobierno de Miguel Saiz espera con ansiedad el desembolso de fondos acordados con Nación (para refinanciar los vencimientos de deuda 2006). Sólo así podrá reactivar los pagos a proveedores, constructoras y prestadores de servicios, frenados a fines de marzo para poder asegurar el pago de salarios.

  • Seguridad

    El negro panorama también se nutre de los problemas con sectores de fuerzas de seguridad, como los policías de Córdoba y San Luis y los penitenciarios de Mendoza, San Juan y San Luis.

    Veamos el panorama de protestas en provincias:   

  • Santa Fe: la ciudad de Santa Fe amaneció ayer sin servicio de transporte, medida que se respetó casi por 100% de los trabajadores y se extenderá por 72 horas. Ante la paralización de la actividad por falta de transporte, el intendente local Martín Balbarrey pedirá nuevamenteal resistente Concejo Deliberante que lo faculte a aumentar el boleto 15 centavos. Mientras tanto, en Rosario el boleto ya sufrió un aumento desde este lunes, y vale un mínimo de 95 centavos.   

  • Córdoba: la coordinadorasectorial que reúne a 14 gremios locales protesta desde ayer -se movilizó por el centro y frente a Casa de Gobierno- y hasta el viernes en la provincia, afectando a los principales servicios. Esto incluye a la planta estatal provincial y a los sectores docente, judiciales, legislativos, viales, casinos, gráficos, bancarios, Atsa y la Federación de Municipales. «El aumento y blanqueo de salarios, restitución del escalafón, el pase a planta permanente de los contratados, restitución de 82% a los jubilados y la situación del Apross (ex Ipam), son los puntos unificados por los gremios estatales para llevar adelante la protesta», remarcó la titular de UEPC ( docente), Carmen Nebreda.

    A su vez, la provincia también sostiene un por ahora no solucionado conflicto con los efectivos policiales.   

  • Buenos Aires: empleados del Ministerio de Trabajo afiliados a UPCN cumplieron ayer su tercer día de paro por tiempo indeterminado. El delegado gremial Leonardo Gabino aseguró que «tanto en las 46 delegaciones del interior de la cartera laboral como la sede central ya se dejaron de realizar 1.500 demandas indemnizatorias, mil inspecciones laborales y se suspendieron los depósitos de indemnización que las empresas deben realizar ante el ministerio». Reclaman el cumplimiento del acta firmada en la última reunión paritaria, en la cual «se comprometió a pagar una bonificación de 300 pesos de manera cuatrimestral».   

  • Santiago del Estero: los choferes de transporte urbano realizarán un paro mañana, en reclamo de nivelar sus sueldos con los de Capital Federal y el conurbano bonaerense.   

  • San Luis: los docentes de la capital provincial cortaron anoche dos rutas de acceso a esa ciudad, mientras que lo propio hicieron maestros de Merlo y de Santa Rosa del Conlara. La protesta se lleva adelante a pesar del aumento otorgado por Alberto Rodríguez Saá.   

  • Misiones: una conciliación obligatoria frenó un paro del transporte de media distancia, mientras que el gobierno misionero aseguró que no planea subir tarifas del transporte interurbano porque no hubo inversiones.

    En paralelo, desde la Cámarade Comercio de Posadas advirtieron que el acuerdo alcanzado por Nación para otorgar un incremento salarial de 19% para trabajadores del sector generará despidos en las pequeñas y medianas empresas locales.   

  • Mendoza: ante la decisión del gremio de la Salud de parar por tiempo indeterminado desde mañana, el gobernador Julio Cobos decidió contratar servicios de salud en sanatorios privados para atender los casos más graves. Los sindicalistas ya advirtieron que denunciarán esa decisión ante la Organización Internacional del Trabajo.   

  • Jujuy: trabajadores profesionales del Estado realizaron un paro que afectó especialmente la atención médica en hospitales públicos. Además, en la capital y en diez pueblos del interior jujeño militantes de la CCC cortaron rutas para exigir a los gobiernos nacional y provincial dinero para sus cooperativas de construcción de viviendas, aumento de $ 75 en los planes sociales e incremento del número de beneficiarios. Las protestas serán «por tiempo indeterminado hasta que haya una respuesta a sus pedidos.

    A su vez, en esta provincia norteña y las capitales de Salta, Tucumán, Río Negro y Jujuy, el reclamo de ayer también estuvo relacionado con la llamada «Jornada Nacional de Lucha», liderada por la CCC que pide el aumento a $ 400 de los planes para desocupados, blanqueo del trabajo en negro y un plan masivo de obras públicas y viviendas populares.
  • Dejá tu comentario