20 de diciembre: confirman procesamiento de un policía

Portada Principal

Lo hicieron los integrantes de la Sala Uno de la Cámara Federal contra Roberto Emilio Juárez. El efectivo está imputado por su supuesta intervención en la muerte de un manifestante. Fue durante los disturbios que tuvieron lugar el día que renunció Fernando de la Rúa. El 19 de agosto el ex presidente deberá ampliar su indagatoria en esta causa. Judiciales

La Cámara Federal confirmó el procesamiento, por homicidio simple, de un policía al que se le imputa intervención en la muerte de un manifestante en los disturbios de la jornada que culminó con la renuncia del ex presidente Fernando De la Rúa.

Así lo indicaron fuentes tribunalicias que señalaron que la medida -que incluyó la confirmación del embargo por 500.000 pesos- alcanzó a Roberto Emilio Juárez, a quien le imputan intervención en el homicidio de Alberto Manuel Márquez, el 20 de diciembre de 2001.

En una resolución -plasmada en una veintena de carillas- los camaristas Gabriel Cavallo y Horacio Raúl Vigliani ratificaron de esa manera la medida dispuesta oportunamente por la jueza María Servini de Cubría.

Tras analizar los testimonios recogidos en la causa afirmaron que Juarez "habría actuado con conocimiento y voluntad de su quehacer y mediante un acuerdo común con el resto de los imputados" en esos episodios ocurridos alrededor de las 19.20 en la avenida Nueve de Julio, en sus cruces con Sarmiento y Perón.

Los jueces dijeron que en esa ocasión "un grupo de efectivos policiales movilizados en dos rodados no identificables encabezados por el comisario Orlando Oliverio -en el que se encontraba Juárez- efectuó disparos de armas de fuego (escopetas calibre 12/70), cargadas con munición de guerra, sobre los manifestantes".

Para alcanzar el "grado de provisoriedad" que exige esta etapa de la investigación, los magistrados afirmaron que "parte de la munición disparada habría impactado, por un lado, en el cuerpo de Márquez, provocando su muerte minutos después" y en el cuerpo de Martín Esteban Galli, "a quien le habrían ocasionado lesiones en su cabeza y que habrían puesto en peligro su vida".

Los camaristas analizaron también los videos en los que "no se observan ni disturbios, ni agresiones, ni amontonamiento de personas frente a los imputados" que hubieren justificado la reacción de los policías que "tomaron sus armas largas de adentro de los automóviles".

Según los magistrados ese hecho otorga "valor indiciario" de "oportunidad, presencia y conducta hostil e injustificada" de los policías que intervinieron en esos episodios, pese a que Juárez "negó haber disparado con la escopeta que portaba durante los acontecimientos".

Los jueces analizaron "la acción conjunta de los imputados, cubriendo en forma sorpresiva y estratégica con tres automóviles casi la totalidad de una cuadra de la avenida, y enfrentando a varias personas que se hallaban desarmadas y en actitud pacífica, haciendo ostentación de su poder ofensivo mediante la portación de armas largas".

Para los camaristas ello demuestra que "todos ellos, más allá de quienes hayan realizado los disparos con puntería, habrían efectuado un aporte objetivo a la realización de las acciones típicas".

"Todos para la eventualidad podían cumplir la función indistinta de disparar o apoyar a quienes lo hacían.
En ese sentido los imputados compartían el dominio del hecho ya que la acción de cada quien estaba condicionada a la contribución formal de cada cual", concluyeron los integrantes de la Sala Uno.

Dejá tu comentario