Acoso gremial al gobierno: hoy en Rosario. Mañana en Bahía Blanca

Portada Principal

Néstor Kirchner deberá enfrentar hoy en la provincia de Santa Fe el mal trago que casi a diario soporta buena parte de los gobernadores, producto de la política salarial unilateral desatada desde la Casa Rosada.

El megalanzamiento en Rosario de los candidatos de todo el país del Frente para la Victoria -con la presencia además de Cristina Kirchner y de varios gobernadores-se topará con una doble movilización de docentes -con paro de 24 horas-y de estatales tanto en esa ciudad como en la capital provincial, en pos de recomposiciones salariales.

Todavía está fresco el sofocónque el santacruceño pasó en la ciudad bonaerense de Tandil
el pasado lunes, cuando docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Centro lo emplazaron -vía un escrache- a recibir un petitorio con reclamos de fondos para la educación superior.

¿Deberá acostumbrarse el santacruceño a este tipo de recibimientos?
El desembarco mañana de Kirchner en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca -hombro a hombro con Felipe Solá- tendrá otra amarga bienvenida, de la mano de una columna de judiciales que motorizan un paro de actividades hasta el viernes.

No es todo: el viaje en los próximos días de Kirchner a la localidad entrerriana de Concordia también amenaza con depararle una alfombra signada por protestas docentes.

El antecedente más cruento en materia de giras que hace transpirar al entorno del Presidente es el de los actos del 9 de julio de 2004 en Tucumán, cuando se topó con incidentes protagonizados por estatales que reclamaban un aumento salarial.

En este escenario de conflictos sociolaborales que azotan en los últimos meses a las provincias incidieron tanto el año electoral como los sucesivos y riesgosos anuncios de subas salariales activados desde Balcarce-50, que desataron una escalada de reclamos similares en el interior del país. En este marco, ayer el gobernador justicialista Jorge Obeid, anfitrión del megaacto de hoy en Rosario -con vistas a los comicios del 23 de octubre-, reiteró que se trata de «un paro fuertemente politizado por la dirigencia gremial».

• Lectura

Tras un encuentro que mantuvo ayer con una delegación holandesa, el mandatario aseguró que «no es casualidad que la medida de fuerza se esté haciendo el mismo día en que viene el Presidente a proclamar los candidatos del Frente para la Victoria». «Es sabido que los máximos dirigentes del gremio docente pertenecen a partidos políticos de fuerte oposición al gobierno de Kirchner y al gobierno provincial», castigó.

La grilla de protestas hoy en Santa Fe anota un paro de 24 horas tanto del Sindicato Argentino de Docentes Particulares como de los maestros de las escuelas públicas.

La embestida gremial será por partida doble.
Mientras que Rosario será testigo de una movilización de maestros de la educación pública, estatales, profesores universitarios y jubilados -marcharán desde la plaza 25 de Mayo hasta la San Martín-, en la ciudad de Santa Fe docentes estatales y privados se movilizarán hacia la Casa de Gobierno y la Legislatura.

En paralelo,
otras provincias también se ven complicadas por las medidas de fuerza. Por caso, los judiciales bonaerenses ratificaron la continuidad del paro hasta el próximo viernes en reclamo de un aumento salarial, luego de que fracasara la reunión prevista para ayer con el gobernador Felipe Solá (ver aparte).

En tanto, en
Mendoza, los estatales paralizaron ayer las tareas en distintas reparticiones provinciales y se movilizaron hacia la Legislatura y la Casa de Gobierno, en demanda de una inmediata recomposición de los salarios. A la medida de fuerza convocada por los distintos gremios estatales adhirieron los trabajadores de la salud, docentes, judiciales, del transporte y de la administración pública central.

Ayer el gobierno del radical
Julio Cobos ratificó que descontará el día de protesta.

Dejá tu comentario