Afganistán: dudas sobre la participación de Abdullah en el balotage

Portada Principal

El rival del presidente Hamid Karzai en las elecciones de Afganistán, Abdullah Abdullah, anunciará el domingo si participará en la disputada segunda vuelta electoral de la próxima semana, aunque fuentes diplomáticas dijeron que no estaba claro que se retiraría.

Abdullah canceló el sábado un viaje previsto a India, justo antes de que venza el plazo que le dio a Karzai para despedir al máximo funcionario electoral de Afganistán.

Afganistán ha vivido en medio de la incertidumbre política desde que un fraude generalizado opacó la primera vuelta de la elección presidencial, mientras la seguridad sigue siendo otra gran preocupación luego de que los insurgentes talibanes prometieran interrumpir el balotaje del 7 de noviembre.

Una fuente diplomática occidental dijo que Abdullah estaba arrepintiéndose de retirarse de la elección, aunque podría usar la amenaza como "estrategia de negociación" con Karzai

Otra fuente dijo que era muy probable que Abdullah no participe, pero advirtió que eso podría cambiar.

El equipo de campaña de Abdullah emitió un breve comunicado el sábado indicando que el ex ministro de Relaciones Exteriores llamó a un "loya jirga", o gran asamblea de miembros, para las 05:00 hs local del domingo.

"El doctor Abdullah Abdullah dará un discurso sobre la elección y anunciará su decisión en la carpa del loya jirga", anunció el comunicado.

Asesores de Abdullah dijeron horas antes que se había cancelado el viaje a India ante la incertidumbre por la elección.

Funcionarios occidentales han dicho que Abdullah no ha abierto ninguna oficina de campaña en Afganistán desde que se anunció la segunda vuelta la semana pasada. Aunque ningún candidato ha hecho campaña de manera abierta.

"Las señales están allí. (Abdullah) no está haciendo campaña. Todos están viendo a los dos bandos y esperan que logren algún tipo de acuerdo que evite la votación", dijo un diplomático occidental.

Las posibilidades de un acuerdo entre Karzai y Abdullah para compartir el poder, como una solución posible al estancamiento, también han aumentado.

Diplomáticos occidentales manifestaron en privado que a Abdullah se le pasó la mano con el ultimátum de la semana a Karzai, el que además exigió la renuncia de tres ministros en un intento por evitar una repetición del fraude de la primera vuelta.

Karzai ya indicó que no cederá a la demanda de Abdullah de sacar del cargo a sus ministros. Su rival no ha dicho qué hará si los funcionarios no renuncian.

Citando a una fuente occidental no identificada que es cercana a los líderes afganos, CNN informó el viernes que las negociaciones entre Karzai y Abdullah habían fracasado y que Abdullah, cuyo respaldo proviene principalmente del norte, posiblemente se retiraría.

Ni Karzai ni Abdullah se refirieron a esas reuniones, pero los silenciosos esfuerzos diplomáticos para convencerlos de trabajar juntos para evitar una crisis política se han incrementado esta semana.

Diplomáticos y analistas han señalado que, bajo la constitución, era posible una segunda vuelta con Karzai como candidato único si Abdullah se retira, y temen que eso tenga un grave impacto en la legitimidad del Gobierno.

Dejá tu comentario