Alcalde de Londres: La guerra en Irak inspiró a los terroristas

Portada Principal

La guerra a Irak y décadas de intervención occidental en Medio Oriente inspiraron a los atacantes suicidas que perpetraron los atentados del 7 de julio en Londres, aseguró hoy el alcalde de la capital británica, Ken Livingstone.

"Las recientes imágenes de los abusos cometidos en la prisión de Abu Ghraib y la guerra en Irak no ayudaron para nada, luego de 85 años de intervención occidental en Medio Oriente", declaró Livingstone en el City Hall de Londres.

El alcalde londinense sostuvo que "la CIA financió a Osama Bin Laden para luchar contra las fuerzas soviéticas en la década de 1980, sólo para que después éste se volviera contra Occidente".

"Nosotros creamos a estos líderes como Bin Laden. Nosotros los construimos como símbolo y los financiamos. Les explicamos cómo asesinar. Este ha sido un legado terrible", aseveró. Para Livingstone, "es justamente este legado el que debe haber tenido un fuerte impacto en las mentes de los jóvenes atacantes".

"Muchas de las intervenciones militares de Occidente, particularmente las de Estados Unidos, fueron para proteger pozos de petróleo", continuó.

Además, subrayó que a ese legado "se suman los abusos en Abu Ghraib y las guerras en Irak y Afganistán".

Para Livingstone, Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos metieron sus manos en Medio Oriente, que ayudó a crear esta situación actual".

"Gran Bretaña puso a gobiernos muy poco representativos en Irak en las décadas de 1940 y 1950, además de intervenir en Egipto. Francia ha sido culpable de interferir en Líbano y Siria", declaró el alcalde.

"En los últimos 60 años hemos visto la terrible desposesión de las tierras que les pertenecían a los palestinos. Creo que ésta es la herida más importante en la políticas hacia el Islam", expresó Livingstone.

Por su parte, el clérigo musulmán Omar Bakri Mohammed, en declaraciones al diario londinense Evening Standard, sostuvo que la población británica es responsable de los atentados terroristas del 7 de julio, por haber reelegido para un nuevo mandato al primer ministro, Tony Blair, quien apoyó la invasión a Irak y Afganistán.

Los británicos, dijo, "no hicieron lo suficiente para que su propio gobierno evitara cometer atrocidades en Irak y Afganistán".

"Le dieron a Tony Blair todo el apoyo cuando lo eligieron nuevamente primer ministro, incluso cuando él fue uno de los responsables por la guerra contra Irak", afirmó el clérigo musulmán, de origen sirio.

Además, aseveró que Gran Bretaña "falló a la hora de aprender lecciones tras los ataques terroristas en Nueva York y Madrid". Las declaraciones fueron realizadas poco después que Blair se reuniera en su residencia de Downing Street con jefes religiosos musulmanes, para movilizarlos "contra la ideología malvada del terrorismo".

"Culpo al gobierno y a la población británica. Ellos son los que deben ser culpados por los ataques. El gobierno británico dijo 'o están con nosotros o con el terrorismo'. No creo que esta sea la manera correcta de plantear el problema", continuó Bakri, quien fuentes políticas dijeron que puede ser deportado por "incitación" al odio religioso.

Dejá tu comentario