Aníbal F.: "Todos deberán acatar los que decida el Congreso"

Portada Principal

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández, confió hoy en que la resolución 125 que implementó las retenciones móviles será ratificada por el Congreso nacional y pidió tener un "poquito de paciencia" en el debate que se está desarrollando en la sede legislativa.

"No tengo duda de que la 125 se va a ratificar", expresó el ministro en diálogo con radio Diez, y pidió "tener un poquito de paciencia, porque seguramente si no es hoy, será mañana, que se estarán ya definiendo los dictámenes del propio bloque".

Para Fernández, "el bloque (kirchnerista) tendrá que fijar su posición colectiva, y en ese marco, definir un proyecto único" y considerar que "acelerar" el debate "sería imposible, porque son varios los matices y en algún momento se tendrá que fijar en un punto determinado".

En tanto, señaló que finalmente el recinto será "el lugar definitivo donde se va a llevar a la práctica y, una vez que se vote, tendremos una posición asumida y no ahí no hay comisión de desenlace ni cosa por el estilo que pueda intervenir en el tema".

"Esta es la forma de la democracia, se la respeta como tal, y así son las reglas de juego", añadió el funcionario.

En declaraciones a un canal de noticias, Fernández dijo que "todos" los sectores "deberán allanarse a lo que decida el Parlamento", que es "el único ámbito que la República tiene para discutir este tipo de cosas, y hoy lo están discutiendo en las formas que marcan sus reglamentos".

El ministro de Justicia dijo que "una vez que el proyecto se sancione, es ley, sino estaríamos yendo contra la democracia" y agregó: "no puede ser que el campo diga 'si me sale bien, le doy bolilla y si no, hago lio", en referencia a las amenazas del sector sobre volver a la protesta en las rutas.

Por otra parte, Fernández fue consultado sobre declaraciones que realizó ayer en Tucumán el presidente de Venezuela, Hugo Chavéz, quien comparó la situación que se generó en ese país en el 2001 con el intento de golpe de estado con los cacerolazos y las protestas que se vivieron en Argentina en las últimas semanas.

"No me gusta comparar con otros estados soberanos. A nosotros demasiado mal nos fue en 2001 como para compararlo", dijo y agregó que la protesta del campo es "una situación muy particular sobre un tema sectorial que hay que darle la dimensión que tiene".

Dejá tu comentario