Anticipa Kirchner que inflación será alta en diciembre

Portada Principal

Néstor Kirchner reconoció que la inflación de diciembre no será todo lo baja que se esperaba oficialmente. Al hablar en un acto en la Casa de Gobierno, el Presidente adelantó que en el último mes de 2005 bajaron los costos de los productos de la alimentación e indumentaria, aunque admitió que siguieron en aumento los correspondientes al rubro Esparcimiento (vinculado al turismo y las vacaciones de verano).

Sobre este sector, que tradicionalmente tiende a crecer a fin de año, dijo que se trata de un incremento «estacional», pero le reclamó a los empresarios del rubro un gesto de reflexión para que muchos «argentinos puedan vacacionar sin problemas». Según los datos preliminares que se manejan en el Ministerio de Economía, y que le fueron adelantados a Kirchner en las últimas horas, en diciembre los precios del rubro esparcimiento habrían crecido más de 5%, un porcentaje similar al que se verificaría en enero. En particular, turismo había crecido más de 7% por las vacaciones. En el caso de los alimentos y los textiles, los acuerdos que firmó el gobierno con los supermercadistas para reducir 15% el precio en algunos productos habría servido para computar una leve disminución en los índices de estos rubros, que de todas maneras no sirven para evitar incrementos en la inflación de diciembre.

Kirchner hizo estas declaraciones acompañado por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el gobernador de San Juan, José Luis Gioja. Allí, el Presidente remarcó el aumento de las ventas en las últimas semanas de los comercios minoristas y de los shopping y se esperanzó además en que el nivel de crecimiento del país «llegue a 9 por ciento», cuando el día anterior había asegurado que iba a subir entre 9,2 y 9,3 por ciento.


Valoró que en la actualidad el ingreso per cápita es de 4.700 dólares y recordó que cuando asumió ese índice era de u$s 2.200. A la vez consideró que los salarios aumentaron más que la inflación en 2005. Finalmente, levantó de nuevo como una bandera de la gestión durante este año el plan de desendeudamiento con la quita de 75% de la deuda privada en default y el pago al FMI. «Queremos seguir adelante con esta política de desendeudamiento, es vital, porque no queremos que nos fijen las políticas desde afuera. Queremos estar integrados al mundo, pero con las manos libres para decidir», sostuvo.

La próxima semana el gobierno deberá presentar dos variables clave sobre la evolución económica de 2005: la inflación y la recaudación impositiva. En el primer caso, y según los datos preliminares que maneja el gobierno, se registraría un incremento de los precios de no menos de 1%, lo que elevaría el índice total del año a más de 12%.

Dejá tu comentario