Bancos proponen medidas para actualizar el FMI

Portada Principal

Washington (ANSA) - El Instituto de Finanzas Internacionales, que representa a los bancos y grupos financieros más poderosos del mundo, propuso ayer una batería de medidas para «adaptar» el Fondo Monetario Internacional al siglo XXI.

«Es necesaria una reforma en el Fondo», dijo el presidente del IIF, Charles Dallara, según quien los inversores cada vez buscan «menos el sello de aprobación del FMI antes de arriesgar su dinero».

Entre las recomendaciones propuestas por el IIF se destaca el cambio de votación, que según palabras de Dallara «está erosionándose y no ha sido ajustado al mundo del siglo XXI».

Dallara recordó que el sistema de votación del FMI data de 1947, y propuso que los países ahora tengan un poder de voto relacionado con el tamaño de su economía. Si no hay un cambio en el sistema de votación, la legitimidad y la efectividad del Fondo se verán dañadas, añadió un comunicado divulgado por el IIF.

En una carta enviada ayer por el IIF a Gordon Brown, el presidente del Comité Internacional Financiero y Monetario -el organismo que dirige la política del FMI y el Banco Mundial- se sostiene que los países emergentes aumentaron su participación en el comercio mundial de 14% en 1990 a 25% en 2005.

La misiva destaca el crecimiento del Producto Bruto Interno de países como China e India, que van camino a convertirse en potencias en las próximas décadas, así como la consolidación de Brasil y Rusia, que «han estabilizado su presencia en el escenario de la economía global».

  • Elogios

    El desarrollo de México y Corea del Sur, que son considerados países en vías de convertirse en desarrollados, también fue destacado en el carta enviada a Brown.

    El IIF reúne a 435 entidades financieras de 60 países, entre las que se encuentran los bancos y grupos financieros más poderosos del mundo.

    Otras de las recomendaciones planteadas es la revisión de la relación del Fondo con el mercado privado, de modo de «hacerla más efectiva». En este sentido, propone que se tenga una relación mas cercana al sector privado y se tomen en cuenta sus «análisis y política de recomendaciones».

    Asimismo, se recomienda al Fondo que «profundice» su política de transparencia: « Reconocemos, por supuesto, que algunas discusiones con las autoridades de los países debenser confidenciales. No obstante, en otras áreas, la información -e incluso los análisis- no debería estar oculta a los mercados financieros».

    Una mayor coordinación con el Banco Mundial y otras instituciones internacionales es otra de las recomendaciones planteadas, de manera de ayudar a los «mercados emergentes» con su agenda de «reformas estructurales».

    En el caso de América latina, se propone aumentar la coordinación con el Banco Iberoamericano de Desarrollo, entidad que a su vez debería trabajar más con la Corporación Financiera Internacional para mejorar el desarrollo del mercado en la región.

    Por otra parte, Dallara sostuvo que la economía latinoamericana podría estar creciendo a un ritmo de hasta 8% anual, si no hubiera frenado el ritmo de sus «reformas estructurales».


  • Al referirse a la estabilidad de las economías latinoamericanas, Dallara destacó el funcionamiento de Brasil y México, y agregó que los inversores están nerviosos por lo que pueda suceder en Perú y Bolivia.

    Dejá tu comentario