Barak acepta plan de paz si Arafat lo hace

Portada Principal

Jerusalén (Reuters, ANSA) --Tras cinco días de intensas negociaciones en Washington para reanudar el proceso de paz en Medio Oriente, el primer ministro israelí, Ehud Barak, dijo ayer que sólo aceptará las propuestas hechas por el presidente norteamericano, Bill Clinton, si también lo hace el líder palestino, Yasser Arafat.

El primer ministro dimisionario condicionó su aceptación del plan propuesto por Clinton a la de los palestinos. «Creo que si Arafat acepta las cosas tal y como las presentó Clinton, nosotros también nos veremos obligados a aceptarlas», declaró Barak a la segunda cadena de la televisión israelí. Antes, el jefe del equipo negociador y ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Shlomo Ben-Ami, en una entrevista telefónica desde Washington, declaró que «nosotros y los palestinos ahora enfrentamos el momento de la verdad, después de que se hizo un trabajo exhaustivo junto a los estadounidenses».

Aislamiento

En una reunión que se prolongó hasta la madrugada, Barak discutió con sus asesores las propuestas del presidente estadounidense, tras cinco días de conversaciones israelí-palestinas en Washington. «Estamos hablando de discusiones difíciles e intensas sobre los temas más dolorosos. Si no se alcanza un acuerdo y la situación se deteriora, surgirán grietas en los otros acuerdos de paz y el aislamiento de Israel crecerá, con el telón de fondo de esta violencia», dijo Barak.

Por su parte, Arafat discutió con el presidente egipcio,
Hosni Mubarak -quien también habló por teléfono con Clinton-las iniciativas estadounidenses, que podrían establecer el marco para negociar temas clave, tales como el futuro de Jerusalén y de los refugiados palestinos. «Las propuestas estadounidenses exigen profundo estudio, por cuanto algunas de las posiciones son casi semejantes a las que se presentaron en Camp David», dijo Arafat a la prensa a su llegada a la ciudad de Gaza.

Para mañana, se espera que las partes digan a Clinton, quien espera agregar un acuerdo de paz en Oriente Medio a su legado presidencial antes de entregar el poder el 20 de enero, si sus propuestas constituyen una base aceptable para la continuación de negociaciones.

Respuestas positivas por parte de Barak y Arafat podrían llevar a que Clinton sostenga en Washington conversaciones separadas con ellos y a una posible cumbre entre los líderes israelí y palestino.

Barak, ansioso de forjar un acuerdo en vista de que los sondeos revelan que eso le daría su única oportunidad de ganar la reelección como primer ministro, el 6 de febrero, dijo que Israel está listo para otra ronda de intensas negociaciones.

«Las negociaciones aún no han comenzado y, cuando lo hagan, serán muy difíciles. Les digo que sabremos qué hacer», dijo Barak a la televisión israelí.

El ministro israelí de Justicia,
Yossi Beilin, quien participó en la reunión con Barak, dijo que Israel está ansioso por suscribir un pacto antes de que Clinton entregue el poder. «Estamos tratando de explotar la ventana de oportunidad disponible al final del período de Clinton para pactar la paz con los palestinos», dijo a «Radio Israel».

Mientras tanto, la violencia estalló durante la Nochebuena en Cisjordania, donde palestinos armados y soldados israelíes continuaron sus enfrentamientos. Además, el Ejército israelí detuvo a catorce militantes del grupo integrista palestino Hamas en una aldea del distrito cisjordano de Naplusa. Según fuentes militares, se trata de activistas que estuvieron implicados en atentados durante el actual levantamiento palestino.

Dejá tu comentario