9 de abril 2002 - 00:00

BGN pide al Banco Central suspensión por 120 días

El Banco General de Negocios (BNG) solicitó al Banco Central la suspensión de sus actividades por 120 días y la conformación de un fideicomiso que administre los activos del privatizado Nuevo Banco de Santa Fe, que forma parte del grupo, informó el gerente de la entidad santafesina, Julio Barruero.

Según Barruero, la presentación ante el Banco Central fue acordada con los accionistas internacionales, que aceptaron que las acciones del Nuevo Banco de Santa Fe y otros activos del BGN sean separados en un fideicomiso que administre una entidad de primera línea.

"Si el Banco Central acepta el Nuevo Banco de Santa Fe quedará totalmente separado del BGN, ya que éste no tendría ni las acciones ni ningún poder de decisión sobre la entidad provincial", sostuvo el directivo.

El BGN se hizo cargo del Banco provincial durante la gestión del ex gobernador Jorge Obeid, entre 1995 y 1999.

En la actualidad opera bajo con total normalidad bajo el nombre de Nuevo Banco de Santa Fe y, según datos del sistema financiero, no observa problema de liquidez.

Barruero explicó que el banco que sea designado como fideicomisario designará un nuevo directorio que se encargará de administrar al Nuevo Banco de Santa Fe.

"Ese fideicomisario buscará un nuevo comprador que cumpla con todas las exigencias del Banco Central y de la provincia de Santa Fe, que tiene mucho que opinar en esto por la relación que hay entre el Nuevo Banco y el Estado santafesino", agregó el gerente.

El directivo dijo que actualmente el Nuevo Banco es una entidad "totalmente autónoma del BGN" pero admitió que su directorio está conformado en gran parte por gente del BGN.

En cuanto a las entidades que podrían hacerse cargo del fideicomiso, Barruero dijo que "hay una lista de 10 bancos" pero se negó a dar los nombres.

Respecto de la decisión de desvincularse totalmente del Nuevo Banco, Barruero dijo que "el BGN no está hoy en día en condiciones de analizar lo que es un mal negocio o un buen negocio porque su situación operativa es sumamente complicada".

El Banco General de Negocios es objeto de denuncias por presunto blanqueo de dinero y fuga de capitales y uno de sus principales directivos, Carlos Rhon, se encuentra detenido por este motivo.

La dirección del BGN está integrada por las entidades internacionales Crédit Suisse First Boston, el Dresdner Bank y la banca J.P. Morgan.

Acerca de la conformación del fideicomiso, Barruero dijo que "se busca que el Nuevo Banco de Santa Fe se mantenga un valor y que además operativamente no tenga ningún inconveniente para que no lleve ningún problema tanto a los depositantes como tampoco a la provincia, dado que es su agente financiero".

Al fideicomiso pasarían como activos el Nuevo Banco de Santa Fe, créditos de categoría 1 -los de mejor calidad- y posiblemente alguna cantidad de títulos públicos emitidos por el Estado.

En tanto, los pasivos que irían serían fundamentalmente los depósitos del BGN.


Dejá tu comentario