31 de enero 2003 - 00:00

Brasil estudia amnistía fiscal para capitales en exterior

Estudia el gobierno de Lula da Silva un proyecto de ley para concederle amnistía fiscal a quienes traigan a Brasil capitales depositados en el exterior. Estiman que suman al menos u$s 30.000 millones. Creen que permitiría reforzar al real frente al dólar y fortalecer la recaudación. El riesgo es que se cree una suerte de "anarquía fiscal" y mucha gente deje de pagar sus impuestos.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva estudia una ley para concederle amnistía fiscal a quienes traigan a Brasil capitales depositados en el exterior que, se estima, suman al menos 30.000 millones de dólares.

Economistas sostienen que una medida de ese tipo permitiría reforzar al real frente al dólar y fortalecer la recaudación.
El riesgo es que se cree una suerte de "anarquía fiscal" y mucha gente deje de pagar sus impuestos.

Según el diario Folha de Sao Paulo, el gobierno también estudia una forma de diferenciar los recursos ilícitos (desvío de dinero público o narcotráfico, por ejemplo) de los capitales que no fueron incluidos en la declaración de ganancias.

La ley actual prevé que los brasileños que tengan depósitos legales en el exterior paguen el 27,5 por ciento del impuesto a las ganancias si los traen de vuelta al país.

El proyecto que maneja el gobierno de Lula es aplicar un "peaje" o tasa de entre el cinco y seis por ciento del total para blanquear los capitales no declarados en ganancias, y obligar a sus poseedores a depositarlos a un determinado plazo.

Los técnicos del equipo económico de Lula estiman que aproximadamente el 20 por ciento del total de capitales no declarados y depositados en el exterior, unos 6.000 millones de dólares, volverían al país estimados por la nueva ley.

Según Folha, la idea de una amnistía fiscal está siendo discutida sólo en las altas esferas del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, ya que los dirigentes temen una violenta oposición de los sectores más radicalizados del partido.

Dejá tu comentario