Brasil redujo encajes bancarios para reactivar

Portada Principal

Fueron recortados de 60% a 45% por el Banco Central. "Esto permitiría que los bancos promuevan una reducción del costo del crédito", señaló la institución. En este contexto, en la Bolsa paulista el índice Bovespa se incrementó 1,3%. El dólar subió apenas 0,1% para cerrar a R$ 2,987. Y el riesgo-país bajó 4% a 810 puntos. Mercados al momento

El Banco Central de Brasil recortó ayer, a 45 por ciento desde 60 por ciento, el encaje mínimo que los bancos deben mantener sobre sus captaciones en un intento de estimular la economía.

La decisión de la autoridad monetaria pavimenta el camino para bajar las tasas de interés y busca impulsar la actividad industrial, que se derrumbó 2,6 por ciento en junio con respecto al mes previo, su nivel más bajo desde diciembre del 2001.

El recorte, además, coloca los requerimientos de inmovilización de depósitos bancarios en línea con el costo de los créditos luego que el Banco Central recortara su tasa de referencia Selic en 1,5 puntos porcentuales en julio, a 24,5 por ciento, el mayor recorte en cuatro años.

El recorte daría a los bancos una mayor liquidez para prestar dinero, lo que robustecería a la economía y aumentaría la confianza de los consumidores, golpeadas por el nivel de intereses, los más altos en cuatro años.

El ministro de Hacienda de Brasil, Antonio Palocci, dijo que la decisión del Banco Central se produce "en el momento correcto y es bastante adecuada (...) Va a producir efectos inmediatos en relación a la cuestión de 'spreads' (diferenciales) bancarios", reduciéndolos.

En este contexto, ayer la Bolsa de Valores de San Pablo cerró con un alza del 1,29 por ciento en su índice Bovespa.

El principal indicador del mercado accionario paulista se situó en 13.499,97 puntos, 171,60 unidades más que en la apertura de la jornada; en tanto el volumen financiero movió el equivalente a unos 200 millones de dólares.

Por su parte el real operó con altibajos durante todo el día, para cerrar a 2,987 por dólar, una ligera depreciación frente al último nivel del jueves, de 2,985.

El real se sostuvo incluso a pesar del hecho de que la reducción de los encajes debería aumentar la oferta de dinero y, a su vez, poner algo más de presión sobre la moneda, dijeron los operadores.

"La medida es una buena noticia, sin duda", dijo Carlos Cintra, un operador de cambio de Banco Prosper, en Río de Janeiro.

Dejá tu comentario