Bush. Aún no se puede poner fin a "herencia" de Saddam

Portada Principal

Afirmó el presidente estadounidense que "cien días no son suficientes para romper con la terrible herencia de Saddam Hussein". "Hay un trabajo difícil y peligroso que nos espera y que exigirá tiempo y paciencia", ratificó el mandatario en su programa radial.

Washington, (Télam-SNI).- El presidente estadounidense, George W. Bush, admitió hoy que cien días no son suficientes para terminar con la "terrible herencia" de Saddam Hussein, aunque dijo que después de su caída, ocurrida hace cinco meses, se lograron progresos en Irak.

"Cien días no son suficientes para romper con la terrible herencia de Saddam Hussein. Hay un trabajo difícil y peligroso que nos espera y que exigirá tiempo y paciencia", declaró el mandatario en su emisión radial semanal.

"Ayer se cumplió el día cien desde el fin de las principales operaciones militares en Irak", el 1 de mayo pasado, subrayó Bush en su alocución, grabada en su rancho de Crawford (Texas, centro-sur), donde pasa sus vacaciones.

"Para Estados Unidos y sus socios de la coalición, son cien días de progresos de forma regular y de acciones decisivas contra los últimos bastiones del antiguo régimen.
Y, para el pueblo iraquí, se trató de un período sin precedentes en la historia del país, una época de cambio y de esperanzas crecientes tras décadas de tiranía", afirmó.

Bush enumeró los progresos, en particular la creación de una fuerza policial, la reapertura de bancos y el próximo lanzamiento de una nueva moneda, así como la reactivación de la producción petrolera.

"Cada día, Irak evoluciona hacia una sociedad libre y de normal funcionamiento, algo de lo cual su pueblo se vio privado por mucho tiempo", declaró Bush.

Los 25 miembros del Consejo de Gobierno transitorio iraquí "se reúnen regularmente y establecen un presupuesto para el país", subrayó.

Dejá tu comentario