29 de enero 2005 - 00:00

Bush: "La misión de EEUU continuará"

El presidente de EEUU, George W. Bush, dijo hoy que el nuevo gobierno que surgirá de las elecciones de mañana en Irak representará "total y fielmente" su diversidad, pese al temor de una alta abstención, sobre todo de los suníes.

Bush comenzó su mensaje radial semanal definiendo los comicios como "un punto de inflexión en la historia de Irak, un hito en el avance de la libertad y un avance clave en la guerra contra el terrorismo".

"Los que sean elegidos para la Asamblea Nacional de transición contribuirán a designar un nuevo gobierno que representará total y fielmente la diversidad del pueblo iraquí", destacó.

Esta visión contrasta con el temor de que la violencia haga las elecciones poco representativas.

El presidente iraquí, Ghazi al-Yauar, dijo hoy en una rueda de prensa en Bagdad que teme que "la mayoría" de los iraquíes no vayan a votar por temor a los problemas de seguridad.

Además, varios grupos suníes, la etnia minoritaria que ha gobernado el país durante décadas, han pedido a los ciudadanos que boicoteen las elecciones.

Bush alabó el "coraje y determinación" de los iraquíes que se preparan para el voto y participan en campañas electorales "frente a los asesinatos, la violencia brutal y la intimidación calculada" de los extremistas que se oponen al proceso.

En su opinión, los comicios constituyen una derrota para los insurgentes porque "expondrán el vacío de su visión para Irak". "Por eso no se detendrán en nada para evitar que se realice esta elección o para desbaratarla", dijo el presidente.

No obstante, Bush alertó de que el voto no traerá la paz instantáneamente, pues no terminará con la violencia.

"Las elecciones de mañana darán impulso a la democracia", dijo. "Todo iraquí que vote merece la admiración del mundo", añadió.

Por su parte, y en su propio mensaje radial, los demócratas cuestionaron los planes de la Administración en Irak.

Ike Skelton, un legislador que pertenece al Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, afirmó en la alocución que "aún tenemos un largo, largo y duro camino por la frente" para ayudar a Irak a crear "un Gobierno viable, representativo".

También puso en duda la capacidad de las fuerzas de seguridad de Irak para reemplazar a los soldados de EEUU.

Dejá tu comentario