Canciller uruguayo dice que "no hay conflicto" con la Argentina

Portada Principal

El canciller de Uruguay, Reinaldo Gargano, coincidió hoy con su par argentino Refael Bielsa en el sentido de que "no hay conflicto" entre ambos países a raíz de la discusión suscitada por la instalación de dos plantas de celulosa en territorio uruguayo que podrían afectar el ecosistema de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

"No hay conflicto, tenemos muy buenas relaciones diplomáticas y humanas con el gobierno argentino", aseveró Gargano esta mañana en declaraciones radiales.

Ayer, Bielsa sostuvo que "no" está lesionada "en lo más mínimo" la relación con Uruguay, si bien aclaró que con el "mal pronóstico" que planteó en torno a la instalación de las empresas ENCE (España) y Botnia (Finlandia) en las márgenes del río Uruguay hizo referencia a las chances de hallar una resolución bilateral al problema.

Gargano por su parte, salió hoy a reforzar esto y remarcó que "hubo una especie de exageración queriendo llevar esto al nivel de conflicto".

Según el diplomático, "existen coincidencias" y "hay un entendimiento básico sobre la necesidad de cambiar la vida de la gente para darle de comer a los pobres y generar un desarrollo sustentable en Uruguay".

Sin embargo, el gobernador entrerriano Jorge Busti salió al cruce de esta afirmación y sotuvo que "la creación de trabajo es una utopía porque la planta de celulosa genera puestos en la construcción pero luego todo se realiza de forma automática y lo que queda es la gran contaminación".

La firma española ENCE y la finlandesa Botnia anunciaron en forma conjunta la creación de 3000 puestos de trabajo para la construcción de las mencionadas plantas. Esto generó un serio conflicto con vecinos y organizaciones de Gualeguychú y Fray Bentos, quienes en mayo último protagonizaron una multitudinaria marcha contra esas dos firmas por considerar que "son un mal para la región".

Busti recordó en una entrevista radial 10 que "estas empresas son altamente contaminantes", por lo que "Europa no las instala más en su territorio y busca hacerlo en otros lugares del mundo".

El contrapunto entre estos funcionarios continuó cuando Busti se quejó por la ausencia de Uruguay en reuniones previas para tratar el tema y el incumplimiento de normativas legales.

"Si Uruguay tiene la decisión política de traer esas fábricas que lo haga en otro lado, junto al mar, al norte de Punta del Este, pero no en un río compartido donde hay un estatuto que dice que no se puede hacer una obra sin el consentimiento de una de las partes", dijo el entrerriano.

En esta línea, Gargano indicó que "se está intentando generar un diálogo para que todos tengan la seguridad de que si hay un emprendimiento de naturaleza fabril en nuestro territorio se va a tener extremado cuidado para que no haya contaminación".

Esto no es suficiente para Busti, quien añadió que "estas dos plantas volcarán contaminantes al río Uruguay y habrá problemas de olor nauseabundo en una población como Gualeguaychú, que recibe 100 mil turistas en verano y que tiene un ingreso de 30 millones de pesos en este área".

Dejá tu comentario