Caos en Capital por reclamo sobre seguridad de los taxistas

Portada Principal

Cientos de taxistas del Sindicato de Peones de Taxis marcharon ayer hacia la sede del Gobierno de la Ciudad, para reclamarle al jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, que garantice la seguridad de los choferes, ante los ataques de los que fueron víctimas en los últimos días.

La movilización surgió debido a los robos que sufrieron los taxistas en la Capital, luego de que en Almagro muriera uno de ellos de un tiro en la cabeza y en San Cristóbal otro resultara herido, tras ser baleados por asaltantes.

El gremio indicó que desde 2000 sufrieron lesiones 318 peones de taxis, de los cuales dos quedaron imposibilitados de caminar, en sillas de ruedas. También, les robaron 423 vehículos, de los cuales 198 no fueron recuperados, lo que determinó que esas personas perdieran su fuente laboral.

La caravana de taxistas partió al mediodía desde la esquina de las avenidas Belgrano y 9 de Julio y fue encabezada por el titular del gremio,
Jorge Viviani, quien difundió un petitorio en el que se reclaman más medidas de seguridad para los choferes. Los manifestantes llegaron en minutos al edificio de Avenida de Mayo 525 y fueron recibidos por el subsecretario de Seguridad porteño, Enrique Carelli.

La marcha complicó la circulación por 9 de Julio, Belgrano y Avenida de Mayo, y en toda la zona del Centro Histórico, donde sobre Bolívar se realizaba, además, un corte por las reparaciones que se hacen en la parroquia de San Ignacio.

Viviani puntualizó al comenzar la marcha que
«no es la primera marcha que realizamos los taxistas para reclamar seguridad, pero sí esperamos que sea la última» y reiteró que «es urgente implementar medidas de seguridad, tras los asaltos reiterados a los choferes».

Los taxistas detallaron en el petitorio que el 24 de octubre de 2000 fue asesinado el taxista
Víctor Daniel Matta; en 2001, Gustavo Medina, Juan Aparicio y Rubén Robledo; en el 2002 José Sánchez y Miguel Ibáñez; y durante 2003, Néstor Limardo y Jorge Títolo.

Dejá tu comentario