26 de enero 2003 - 00:00

Caso Dallas: video comprometería más a Conzi

Lo entregaron los dueños del restaurante Kansas, que es la competencia directa del restaurante del empresario prófugo. El video pertenece a sus cámaras de seguridad. En la cinta se observa que una camioneta similar a la de Horacio Conzi persigue al remis donde viajaban el joven asesinado y otras cuatro personas que fueron atacadas a balazos.

Los dueños del restaurante Kansas, la competencia directa del complejo gastronómico Dallas, propiedad del empresario Horacio Conzi, entregaron a la Justicia un video de sus cámaras de seguridad en el que se observa cómo una camioneta similar a la del prófugo persiguió el remís salvajemente acribillado en Beccar durante la madrugada del 16 de enero pasado, informaron fuentes del caso.

Esta sería la cuarta prueba contundente que incrimina a Conzi en el homicidio del joven Marcos Schenone a la salida del complejo gastronómico Dallas-Las Olas del Boulevard, propiedad del empresario prófugo hace nueve días.
 
"Los fiscales del caso ahora esperan que la filmación sea procesada técnicamente cuadro por cuadro para poder obtener un fotografía nítida en la que se pueda identificar fehacientemente los dos vehículos involucrados", dijo una alta fuente de la investigación.
 
Desde ayer los detectives de la Dirección de Investigaciones (DDI) de San Isidro recorren las 37 cuadras de la avenida Del Libertador, por donde presuntamente la camioneta Grand Cherokee de Horacio Conzi persiguió al remís Ford Galaxy en el que viajaban los cuatro jóvenes a quienes le dispararon 14 tiros.
 
Al despacho de los fiscales Hernán Collantes y Mario Kohan llegó la cinta que estaban esperando.
 
El restaurante Kansas, histórico competidor de Dallas en San Isidro, envió la grabación de una de sus cámaras en las que "en un instante, se ve pasar por la avenida Del Libertador el remís Ford Galaxy bordó seguido por una Jeep Grand Cherokee", según contó la fuente.
 
De acuerdo a la investigación, la persecución se inició en avenida Del Libertador al 3800, esquina Alvear, donde está el complejo Dallas-Las Olas del Boulevard, y terminó en Del Libertador al 17500, esquina Florencio Varela, donde fue acribillado el remís.
 
Kansas se encuentra ubicado en Del Libertador al 15000, por lo que sus cámaras pudieron captar el paso de ambos vehículos. Los investigadores buscaban un equipo que pueda reproducir esa cinta para obtener una fotografía de los rodados.

Este aporte a la investigación seguramente reavivará la vieja guerra bautizada como "Dallas vs. Kansas" que ambos locales tienen por liderar el rubro gastronómico de la zona norte.

Ese duelo incluye una batalla de afiches, una bomba que nunca estalló en el baño de Kansas y atribuyeron su colocación a una broma de mal gusto de sus competidores, y hasta una causa judicial por amenazas.
 
En la fiscalía de San Isidro de Ricardo Costa, Horacio Conzi fue denunciado por el dueño de Kansas, Carlos Demirdjian, porque apuntándole con un arma a dos de sus empleados le envió una amenaza de muerte. "Decile a Carlitos que le voy a pegar un tiro en la cabeza", habría dicho el dueño de Dallas, según los testigos.
 
La situación de Conzi se vuelve cada día más comprometida y, aparte del video, los fiscales Collantes y Kohan ya recolectaron otros tres elementos que lo incriminan: 1) las dos chicas que resultaron baleadas lo reconocieron como quien "tiró a matar"; 2) su camioneta Jeep Grand Cherokee fue reparada, según la sospecha de los fiscales, para encubrir el choque que tuvo contra el remís acribillado; 3) de una pistola nueve milímetros secuestrada en su casa salieron los disparos.
 
El episodio ocurrió durante la madrugada del jueves 16 de enero cuando, de acuerdo a la denuncia, Conzi se molestó al advertir que dentro de su local Marcos Schenone charlaba con una chica con la que el empresario intentó entablar una relación amorosa y que le había ofrecido ser su empleada en la redacción de un libro sobre Jesucristo.
 
De acuerdo a la denuncia, Conzi los mandó a echar por personal de seguridad, pero su enojo fue aún mayor cuando advirtió que la chica que conocía y una amiga se retiraron de Dallas con Schenone y un amigo en un remís.
 
Las fuentes señalaron que, enfurecido por un evidente ataque de celos, el empresario se subió a su camioneta Grand Cherokee e inició la persecución del remís, un Ford Galaxy bordó, por la avenida Libertador.
 
A la altura de Béccar, Conzi alcanzó al remís, comenzó a dispararle, lo topeteó con su camioneta 4X4 color gris, y cuando se detuvo le terminó de descargar los 14 tiros de su pistola nueve milímetros contra sus ocupantes y huyó, según contaron fuentes de la investigación.
 
Schenone murió de tres tiros en el pecho y resultaron heridas las dos chicas, en manos y piernas, y el remisero en las nalgas.

El amigo del joven muerto, que viajaba en el asiento del acompañante, salió ileso.

Dejá tu comentario