Caso Santiaguito: procesan con preventiva a cuatro detenidos

Portada Principal

Cuatro de los detenidos por el secuestro y crimen de Santiago Miralles, el nene asesinado en Canning hace 12 días, fueron procesados con prisión preventiva y los otros dos apresados recuperaron su libertad, informaron fuentes judiciales.

En tanto, los padres de Santiaguito reclamaron hoy a la justicia que detenga a otros dos hombres a los que sindicaron como colaboradores del hecho.

El juez federal de Lomas de Zamora, Alberto Santa Marina, procesó a Abel Domínguez Farías, Henry Alexander Coito Machado, Ana Isabel Machado Vargas y Enrique Eloy Coito Piriz, como coautores del delito de "secuestro extorsivo seguido de muerte" y les trabó embargo sobre sus bienes por 500 mil pesos a cada uno.

En la misma resolución de 17 fojas, Santa Marina decretó la falta de mérito para el detenido Jorge Alejando Fernández, de 18 años y declaró la inimputabilidad en el caso del adolescente apresado, de quien dispuso su entrega provisoria a su madre.

Los padres de Santiaguito manifestaron su conformidad por la decisión judicial, aunque reclamaron al juez a cargo del caso la detención de otras dos personas por su presunta vinculación en el hecho.

"Era lo que estábamos esperando", dijo Silvia, la mamá del nene de seis años asesinado a golpes en la cabeza, durante la marcha organizada en Lomas de Zamora, en la cual se exigió el esclarecimiento del episodio y estuvieron presentes Juan Carlos Blumberg y las Madres del Dolor.

El abogado de la familia Miralles, Rolando Quintana, afirmó a Télam que "no hubo dudas que el crimen fue premeditado", porque, precisó, "desde el principio sabían que iban a matar al chico".

Respecto a las dos personas de las cuales los padres pidieron su detención, fuentes cercanas a la investigación dijeron que se trata de dos hombres que tenían relación cercana con Alexander Coito Machaco y con Abel Domínguez en el proyecto de concretar un negocio vinculado a los remises.

Se cree que uno de esos sospechosos estaba encargado de aportar información a los secuestradores respecto a los movimientos de la policía y el otro iba a ser el encargado de ir a cobrar los 20 mil pesos del rescate exigido a los padres de Santiaguito.

Fuentes judiciales aseguraron hoy a Télam que durante la jornada los investigadores recibieron un informe de una financiera en la cual consta la resolución en la que rechaza a Alexander Coito Machado y a Domínguez un crédito por 20 mil pesos, la misma cifra exigida en el llamado extorsivo.

Además, el médico forense de la Policía Científica de Lomas de Zamora José Olomudzski explicó a la justicia los detalles y resultados de la autopsia que le practicó al cuerpo de la víctima.

Olomudzski confirmó que el chico fue asesinado de al menos dos golpes en la cabeza provocados por una maza u otro objeto similar, descartó la utilización de un elemento cortante y dijo que el crimen se produjo entre dos y tres horas después de que Santiago cenó la noche del jueves o madrugada del viernes.

El médico legista policial aseguró también que el nene estaba acostado cuando recibió los golpes en el cráneo y que no se resistió en ningún momento al ataque.

"No se hallaron rastros de defensa en el nene. Creemos que ni se esperaba que lo atacaran", dijo una fuente judicial. Santiaguito fue visto por última vez el mediodía del miércoles 6 de julio mientras jugaba en la vereda de su casa con un amiguito, precisamente el hijo de la pareja de caseros detenida.

De acuerdo a la investigación, casi 24 horas después sus familiares recibieron una llamada en la que un hombre les exigió 20 mil pesos para liberarlo sano y salvo, pero su cadáver fue hallado el sábado por la tarde en un pozo ciego ubicado en el predio de la quinta lindera a la casa de los Miralles.

Por el caso fueron detenidos los caseros Coito Piriz y Machado Vargas, su hijo Coito Machado y su pariente Domínguez, como así también a otros dos jóvenes que hoy fueron excarcelados por el juez Santa Marina.

Dejá tu comentario